Los embalses de Saliencia y Somiedo sirven a la central de La Riera por medio de una conducción que acaba en esta tubería de presión.