En unas imágenes de satélite de un sitio que suelo ver todos los días me ha resultado curioso cómo puede observarse la salida de agua dulce con sedimento en los grandes ríos de la Península. Se observa perfectamente la pluma en la desembocadura del Duero, en los estuarios del Tajo y el Guadalquivir y se atisba en el Delta del Ebro

En visible:


En falso color (lo azul claro es nieve-nubes de hielo) el agua es negra