Gracias a ti por esas palabras que guardan mucha nostalgia y a buen seguro muchos recuerdos. La historia de estas obras, de estas en especial , es un verdadero documento del que aún pasando mucho tiempo se siguen aprendiendo lecciones.
En esa imagen en particular vemos las manos desnudas de los obreros luchando con las rocas y subiéndolas al camión por una rampa improvisada de un simple tablón. Creo que nos queda mucho por saber y valorar de todos aquellos que levantaron presas de la envergadura de Almendra.