http://www.elcorreodigital.com/vizca...-20090110.html

Han finalizado las obras de conexión con la presa de Aixola, que ahora está al 93,76% de su capacidad y esta desembalsando todo su caudal al cauce fluvial


10.01.09 -
A. L.


La presa de Aixola se encuentra al 93,76% de su capacidad y está desviando agua al cauce fluvial. / M .E.



Trabajos para las nuevas conducciones. / M. E.









El abastecimiento de agua a los hogares eibarreses llega desde el embalse de Urkulu desde hace tres meses, tras finalizar las obras de conexión entre ambas presas que se han desarrollado en los dos últimos años. En la actualidad, todo el agua que se consume en Eibar procede del Alto Deba y el contenido del pantano de Aixola, que se encuentra al cien por cien de su capacidad, está siendo desviado al cauce del río.
Este proyecto ha contado con un presupuesto de más de 8,5 millones de euros y ha consistido en la conexión, a través de diferentes conducciones, de los embalses del Alto y Bajo Deba con el objetivo de garantizar el abastecimiento de agua en cualquier momento y de prevenir las posibles situaciones de escasez que se dan en época de sequía. Urkulu tiene una capacidad cinco veces superior (10 millones) a la presa de Aixola (2,7 millones).
Estos trabajos dieron comienzo en abril de 2007 y han sido desarrollados por la empresa Mariezcurrena y Zubieder. El proyecto fue adjudicado por el departamento de Obras Hidráulicas de la Diputación.
Los trámites para llevar adelante este proyecto se iniciaron hace ya varios años con el objetivo de lograr la garantía del suministro de agua en todo momento a Eibar. En los últimos años no se han dado problemas en el suministro, pero sí ha habido años, sobre todo a finales de la década de los años ochenta, en los que Eibar sufrió importantes restricciones de agua por la sequía.
Las gestiones previas al inicio de las obras requirieron la expropiación de numerosas parcelas y terrenos a lo largo del recorrido por el que discurre la nueva canalización en Eibar y Soraluze. Los trabajos que se han desarrollado han supuesto la continuación de la red de abastecimiento que llega a Soraluze desde la presa de Urkulu. En término municipal eibarrés, y mediante el túnel de Iragorri, con una longitud de 1.570 metros, se ha realizado la conexión de las canalizaciones con los depósitos de Iragorri, Ipurua y Tuttulukua.
Hasta hace tres meses la población de Eibar era abastecida en un 70% por el agua de la presa de Aixola y en un 30% desde Sagar Erreka, en Soraluze, procedente de Urkulu. A partir de ahora también es probable que los municipios vizcaínos de Ermua y Mallabia se enganchen a esta nueva conexión con el embalse del Alto Deba.
La presa de Urkulu abastecía hasta ahora una población de cerca de 70.000 habitantes de ocho municipios del Deba (Arrasate, Eskoriatza, Aretxabaleta, Oñati, Bergara, Soraluze, Elgeta y Antzuola). Tras la entrada en funcionamiento de las nuevas conducciones, suministra agua a una población aproximada de 100.000 habitantes al incluirse la población eibarresa.
Mejora de conducciones
Esta actuación viene acompañada también por la mejora de la red de abastecimiento en el municipio armero que se ido acometiendo progresivamente en los últimos años. Hace unos años, el Ayuntamiento de Eibar cedió el servicio de abastecimiento de agua al Consorcio de Aguas, que elaboró un estudio sobre la situación de la red, constatando la necesidad de realizar un fuerte inversión para mejorarla. Según los datos ofrecidos por esta entidad, se van a invertir un total 6 millones de euros hasta dentro de cinco o seis años en la mejora de esta red.
Algunos de estos proyectos se han ejecutado ya otros están en espera. Entre los planes realizados ya se encuentra las mejoras de las instalaciones de los depósitos de Ipurua y Tutulukua o la sustitución de varias tuberías en todo el municipio, fundamentalmente en aquellos puntos más deteriorados. En este apartado se han renovado las tuberías de Juan Gisasola o la de un tramo de la calle Carmen. Ambas son de las principales canalizaciones de Eibar y han sido sustituidas las tuberías de gran tamaño para el suministro.