El embalse sigue bajando de nivel y cada vez es más triste acudir a él. No sólo tenemos el deplorable paisaje de la sierra quemada, si no que ahora tenemos que sufrir viendo un embalse cada vez más desértico.