Mostrando resultados del 1 al 1 de 1

Tema: Pérdidas de agua e Infiltración de agua al alcantarillado

  1. #1
    Fecha Ingreso
    diciembre-2010
    Ubicación
    Madrid-Burgos
    Mensajes
    2.529
    Thanks
    2.317
    Thanked 1.676 Times in 791 Posts
    Poder de Credibilidad
    53

    Predeterminado Pérdidas de agua e Infiltración de agua al alcantarillado




    A finales del siglo XX se hablaba preferentemente del servicio de agua potable como el único o el más relevante de los servicios sanitarios para la comunidad, mientras tanto, las aguas servidas se disponían crudas directamente en los efluentes (ríos, mar, lagos, canales, acequias, etc.) o se utilizaban los pozos negros o sépticos, produciendo un importante pasivo ambiental y afectando la salud de la población local.

    Sin embargo a comienzos de siglo, cuando las exigencias medioambientales se empezaron a ser exigibles internacionalmente, incluso para el intercambio comercial, algunos estados de América Latina, con el apoyo de entidades internacionales como el BID y CAF, destinaron recursos para hacer algún tipo de mejoras a una serie de parámetros de salud, ambientales y de calidad de vida, dentro de los cuales estaba el alcantarillado y el tratamiento de las aguas servidas. Se produce así, un incremento (no el incremento esperado) de las coberturas de estos servicios, quedando aun una importante brecha que cubrir.

    En el proceso operacional de recolección y tratamiento de aguas servidas, existen algunas ineficiencias que aumentan el volúmenes de aguas en los colectores como es la infiltración e intrusión de aguas externas en el alcantarillado, que es una versión opuesta u homologa a las pérdidas de agua en el agua potable. Estas ineficiencias (pérdidas e infiltraciones) que tienen la mayoría de los sistemas de servicios sanitarios, cuentan con una relación entre ellas y deberían ser analizadas en forma integral. Operacionalmente tienen como consecuencia un mismo problema que podríamos denominar como “flujos de agua no facturadas” (FANF).

    Para estos efectos, se entenderá por Pérdida de agua (tomando la definición de la IWA) a la diferencia entre la cantidad (m3) de agua captada en el sistema de producción de agua potable y el volumen (m3) registrado y facturado a los clientes, descontando la cantidad (m3) de agua empleada en la operación de los sistemas de producción y distribución (lavado de filtros de plantas de tratamiento de agua potable, lavado de estanques, de redes, colectores, etc.).

    Por su parte, se entenderá por Infiltración de agua en el alcantarillado, al ingreso de agua externas que no proviene del consumo de agua potable a los colectores y conducciones del alcantarillado. Estas infiltraciones son de aguas de napas subterráneas, tanto de agua dulce como de mar o intrusiones ilegales de aguas, de aguas lluvia y líquidos, realizadas por el usuario o terceros. Una forma simple de dimensionarlas, es comparar los m3 de agua potable facturados, con los m3 de aguas servidas tratadas en planta o dispuestas en el efluente, descontando el volumen del agua potable que son utilizadas por el cliente, pero que no son incorporadas al alcantarillado como riego de jardín, lavados de autos u otros.

    Las pérdidas de agua, nos obligan a sobredimensionar la infraestructura e incrementar los costos para producir y transportar aquellas aguas que no llegarán a ser consumida por el usuario. De igual forma, las infiltraciones aumentan los costos operacionales y nos exige sobredimensionar las conducciones, colectores y plantas de tratamiento. Por otra parte, como estas aguas externas no provienen del proceso de agua potable, su calidad es desconocida y podrían distorsionar la composición físico-química y bactereológica de las aguas servidas, afectando la eficiencia u operación del proceso de tratamiento de estas aguas.

    La infiltración de aguas en el alcantarillado y las pérdidas de agua potable, son actividades que siempre han estado presente en la operación de los servicios sanitarios. Las primeras van adquiriendo importancia, en la medida que aumenta el volumen, la inversión y los costos de tratar las aguas servidas. Las segundas, en la medida que exista escasez de agua, aumente el valor económico de esta o los costos de potabilización. Cuando se cumplen las condiciones mencionadas, se hace rentable el controlar, eliminar o mitigar las infiltraciones y pérdidas de agua. Esto no significa que con anterioridad no se deban realizar acciones para disminuir estas ineficiencias.

    En general, no existen muchos estudios sobre las pérdidas de agua y menos de las infiltraciones que logren determinar, cuantificar y analizar sus impactos técnicos, económicos y ambientales. Esto es producto que la industria sanitaria en general, no le ha dado la relevancia que requieren estos temas.

    La Comisión Económica parar América Latina (CEPAL), en el año 2013, estimaba para Latinoamérica un promedio de 42% de pérdidas de agua en las grandes ciudades y un promedio aún mayor en las ciudades pequeñas o medianas. Por su parte, la OCDE, en su estudio “La Gobernabilidad del agua en las ciudades”, indica que las pérdidas en 48 ciudades estudiadas que son de los países de la OCDE, van desde menos del 5% hasta más del 60% y el promedio estimado se ubica en 20%.

    Para las infiltraciones de agua en el alcantarillado, no existen antecedentes o mediciones confiables, pero algunas estimaciones no confiables para el caso de Chile y dependiendo de la zona geográfica se estiman entre un 15% y un 30.

    La gestión de redes y colectores es compleja y la operación manual o por instrumento que se utilizan, llegó a su tope máximo. Esto no es suficiente para las exigencias actuales. Para dar un salto cualitativo y lograr un nuevo nivel de eficiencia que nos permita entrar al mundo de la Smart Water o Smart City, se requiere de las tecnologías y manejo de Big Data que permitan saber qué está pasando en el mundo subterráneo de las redes y colectores y en la producción o almacenamiento del agua, que nos comunique en tiempo real lo que está sucediendo para poder anticiparnos a los eventos que pueden atentar contra la calidad, continuidad e infraestructura del servicio. Esta tecnología, que muchas veces vemos lejana, ya está disponible en el mercado e incluso, en algunas ciudades, se está utilizando como París, Nueva York y Londres.
    Fuente: http://www.iagua.es/blogs/gabriel-ca...mismo-problema
    "Cuando el mundo esté preparado y una nueva vida renazca, gozarán de mis actuales descubrimientos"
    (Capitán Nemo. 20.000 leguas de viaje submarino. Julio Verne)

  2. 2 usuarios te dan las Gracias por el Mensaje:

    F. Lázaro (13-jun-2017),perdiguera (02-jun-2017)

Marcadores

Normas de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •