Mostrando resultados del 1 al 1 de 1

Tema: Inundaciones en Mocoa: ¿Pudo evitarse la tragedia?

  1. #1
    Fecha Ingreso
    diciembre-2010
    Ubicación
    Madrid-Burgos
    Mensajes
    2.505
    Thanks
    2.221
    Thanked 1.661 Times in 782 Posts
    Poder de Credibilidad
    52

    Predeterminado Inundaciones en Mocoa: ¿Pudo evitarse la tragedia?



    En agosto de 2015, el congresista colombiano Orlando Guerra, advirtió en la Cámara de Representantes que Mocoa tenía un problema gravísimo: "Puede haber una catástrofe cualquier día de estos", dijo.

    Las fuertes lluvias a primeros de abril de 2017 que asolaron la provincia de Putumayo, al suroeste de Colombia, provocaron el desbordamiento de los ríos Mocoa, Mulato y Sancoyaco, produciendo a su vez grandes deslizamientos de tierra y flujos de lodo en las inmediaciones de sus cauces. Pese a las advertencias del congresista casi un año y medio antes, y de que gran parte de la población fue advertida con tiempo para que abandonasen sus viviendas ante el riesgo alto que existía de deslizamientos, los residentes de al menos 17 barrios de la ciudad de Mocoa, capital de Putumayo, se vieron gravemente afectados, 5 de los cuales fueron totalmente destruidos. Pero, ¿pudo hacerse algo más?

    Durante la madrugada del sábado 1 de abril cayeron 130 milímetros de agua, un 30% más de lo habitual y lo equivalente a lo que se recoge en la zona en un mes (unos 400 milímetros de media). De hecho, las lluvias caídas en Colombia durante el mes de marzo hicieron de éste el mes más lluvioso desde 2011, según datos del Ideam.

    Las previsiones meteorológicas marcaban fuertes precipitaciones y, sin embargo, pese a la alerta previa de lo que avecinaba el cielo de Mocoa, las lluvias no fueron las únicas culpables.
    Causas

    Los deslizamientos de tierra o deslaves de barro o lodo se produjeron debido al agua que penetró en el terreno por las fuertes lluvias, modificándolo y provocando el deslizamiento. Debido a la topografía, todos los ríos de los alrededores de Mocoa son de carácter torrencial, por lo que en una situación de excesivas precipitaciones, sus caudales adquieren tal velocidad que son capaces de arrastrar materiales de gran tamaño. En cuanto a la sedimentación de la zona, los ríos tienden a tener más residuos provenientes de la erosión de las montañas, generando cambios en el terreno. Si tenemos en cuenta, además, que son ríos con poca capacidad de desagüe y cuyos terrenos están ocupados, el riesgo es mayor.

    En relación a esto, la ocupación poblacional en los alrededores de los ríos propicia que se combinen una serie de factores que aumentan la vulnerabilidad de las personas. El levantamiento de casas inestables ligadas a la pobreza, conlleva a que no se tengan en cuenta las aptitudes del terreno y las inmediaciones de los cauces se llenen de residuos.

    Por último, la presión ambiental ejercida sobre Mocoa (incrustada en el piedemonte Amazónico). Según la ONU, la deforestación del entorno de los ríos agravó las consecuencias de la tragedia. Mocoa se asienta sobre sedimentos volcánicos cuyos restos de cenizas, la humedad se impregna en el suelo y el agua de lluvia hace que el terreno sea más inestable. De hecho, el director de la Corporación para el Desarrollo Sostenible para el Sur de la Amazonía, Luis Alexander Mejía, indicó que el departamento de Putumayo se convirtió en el quinto departamento de Colombia con más pérdida de cubierta vegetal, con 9.000 hectáreas deforestadas hasta 2015. Es más, según el Ideam, en esta zona, el 10% de los suelos ya sufren erosión severa y un 15% algún grado de erosión. En este sentido, el Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, afirmó que “durante La Niña 2010-2011, la más fuerte que ha vivido el país, el 71% de las inundaciones se dio en zonas de pastos que precisamente habían perdido sus árboles”, quedando como prueba de que la deforestación contribuye a que los estragos sean mayores.

    El balance final

    Partiendo de que es muy difícil luchar contra las inclemencias meteorológicas, un factor ambiental no controlado por el hombre, sí pueden adoptarse ciertas medidas que hagan del impacto y las consecuencias del fenómeno menores: Planes de contingencia actualizados, mejores y adaptados Planes de Ordenación Territorial o Planes de Manejo de Cuencas, hubieran hecho en conjunto una mejor planificación ambiental de la zona. De hecho, la Procuraduría General ha anunciado la apertura de una investigación para determinar si los distintos niveles de Gobierno hicieron todo lo posible por prevenir la tragedia en Mocoa.

    Por su parte, el Gobierno colombiano ha declarado la emergencia económica, social y ecológica. Las cifras, que comenzaron con apenas 10 muertos y algunos desaparecidos, se dispararon hasta la cifra actual, que ya marca más de 300 víctimas mortales, miles de damnificados y aún más de un centenar de desaparecidos. Además, casi el 90% de la población en Mocoa no tiene acceso a agua ni a electricidad.

    Ahora, la reconstrucción de Mocoa pasa por estudiar cuáles fueron las causas que llevaron al desborde de los ríos. Un proceso que durará, en palabras del ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, designado como gerente para la reconstrucción de Mocoa, “por lo menos 2 o 3 años”.
    Fuente: http://www.iagua.es/blogs/laura-f-za...tarse-tragedia
    "Cuando el mundo esté preparado y una nueva vida renazca, gozarán de mis actuales descubrimientos"
    (Capitán Nemo. 20.000 leguas de viaje submarino. Julio Verne)

  2. 2 usuarios te dan las Gracias por el Mensaje:

    F. Lázaro (18-abr-2017),frfmfrfm (12-abr-2017)

Marcadores

Normas de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •