Mostrando resultados del 1 al 2 de 2

Tema: Así se transforma una mina en el mayor lago artificial del mundo

  1. #1
    Fecha Ingreso
    febrero-2009
    Ubicación
    Riudecanyes, Tarragona
    Mensajes
    8.357
    Thanks
    841
    Thanked 2.204 Times in 588 Posts
    Poder de Credibilidad
    154

    Predeterminado Así se transforma una mina en el mayor lago artificial del mundo

    La rehabilitación del yacimiento de lignito de Cerceda es una de las actuaciones medioambientales más importantes de España.



    José Prego contempla el lago. “Muchos vecinos se emocionaron la primera vez que lo vieron -asegura-pero ¿cómo no lo iban a hacer?”. Sus palabras cobran sentido cuando descubres que el de Meirama no es un lago cualquiera. Debajo de esa gran masa de agua se sumerge algo que cambió la vida de una región. “La mitad del pueblo ha trabajado debajo de este lago”, recuerda. Prego es uno de los vecinos.

    El lago Meirama es único en el mundo. Anclado en la valle de As Encrobas, en el municipio coruñés de Cerceda, es el primer lago artificial con capacidad para abastecer de agua a la población. Y esconde un secreto que lo hace particular: en su interior alberga una (antigua) mina de lignito, un carbón mineral que abasteció a la central térmica. La que fuera una explotación minera durante 27 años se ha convertido en una de las actuaciones medioambientales más importantes de España en los últimos años.
    La mina explotó este valle fértil en lignito desde 1980, hasta extraer 94 millones de toneladas. Esa intensa actividad “que contribuyó a la riqueza de la región y también comportó inconvenientes propios de una mina”, como apunta el exminero, originó un gran hueco de 300 metros de profundidad. Corría el año 2007 cuando la mina cesó su explotación tras agotar las reservas. Fue entonces cuando surgió una pregunta: ¿Y ahora qué?

    La segunda vida de una mina sostenible

    La respuesta había nacido años atrás. En 1985, la compañía lanzaba el primer proyecto de rehabilitación medioambiental. “Una mina tiene que ser sostenible y puede serlo como lo demuestra este paisaje, pero para eso hace falta una actuación planificada desde el primer momento”, explica Roberto González, subdirector de Operaciones de Recursos Naturales de Gas Natural Fenosa.

    En otras palabras: en paralelo a la explotación de la mina se comenzaba a trabajar en la futura restauración. Así, mientras las máquinas extraían el lignito, se planificaba la reconversión ambiental de las escombreras exteriores, es decir, las zonas donde se depositaba la tierra y las cenizas. Los árboles que rodean el lago Meirama, con veinte años de vida, constatan cómo naturaleza e industria crecieron juntas desde el principio en el valle de As Encrobas.



    El lago es, sin duda, el protagonista principal de este ‘nuevo’ paisaje. El que integra el azul del agua con el verde de la flora; el que combina el aire puro de la naturaleza con el silencio de un valle tan aislado como cercano a las urbes. “Hemos conseguido una cosa: vida”, destaca González. Y apunta: “El lago Meirama es un ejemplo de cómo rehabilitar una explotación minera para que los vecinos disfruten de un entorno natural después de sufrir las molestias que genera una mina”.

    Impresiona tener ante tus ojos el presente, lo que es ahora, y debajo, lo invisible, lo que fue en el pasado. En 2008, el hueco formado tras la explotación del yacimiento comenzó a inundarse con el agua de las lluvias y la subterránea, hasta que Augas de Galicia concedió el permiso para aprovechar el caudal del río Barcés y otros pequeños arroyos. Esos ‘grifos’ naturales fueron cubriendo de agua ese hueco hasta que el año pasado el lago alcanzó su máximo nivel. Ni rastro visual del pasado minero, salvo alguna antigua maquinaria que se conserva en los alrededores a modo de homenaje.
    Las cifras del lago impresionan: con una longitud de 2,2 km y una anchura de 1 km, tiene una profundidad de 205 metros, lo que configuran un lago artificial con una capacidad de 148 millones de metros cúbicos de agua. Su volumen es siete veces mayor que, por ejemplo, el del embalse natural de Abegondo-Cecebre.

    La mina ha dado paso al lago Meirama, pero aún se trabaja para desafectar esa zona después de tres décadas de actividad minera. “Actualmente nos encontramos en una fase de control y vigilancia para controlar, continuamente, la calidad del agua y el entorno”, explica el responsable de Gas Natural Fenosa. Un seguimiento exhaustivo que lidera el Grupo de Enxenería da Agua e do Medio Ambiente de la Universidad de A Coruña.



    “Este proyecto tiene una faceta de servicio, pero también académica”, subraya Jordi Delgado, responsable de equipo de investigación del GEAMA, “porque hemos aprendido cómo crear un lago artificial con este entorno de biodiversidad a partir de una mina”. Tal es la magnitud del proyecto que países como Sudáfrica se han interesado en el caso de Meirama para explorar soluciones similares para sus explotaciones mineras.

    Quienes han contribuido a la evolución de este paisaje natural señalan que en el mundo existen muchos lagos mineros. “Lo que diferencia a Meirama del resto es el seguimiento tan exhaustivo que se realiza y la calidad de su agua”. Impresiona el despliegue humano y técnico para constatar, casi a diario, que el agua que cubre una antigua mina de lignito se mantiene por encima de los estándares de calidad.
    De cada muestra de agua se recopila y analiza información de 50 o 60 parámetros. “Disponemos de casi 300.000 datos del entorno”, destaca González. El reto es mayúsculo, pues el lago artificial de Meirama podría abastecer en un futuro a 450.000 personas de A Coruña y su área de influencia. Y esta es la principal característica que convierte a Meirama en único.

    “El proyecto no contemplaba en un inicio este uso, pero estamos actuando para que todo esté preparado si es necesario”, argumenta el profesor de la Universidad de A Coruña. ¿El motivo? “En Galicia llueve mucho, pero se puede aprovechar poca de esa agua, así que lagos artificiales como este pueden ser muy útiles en una situación de estrés hídrico. De hecho, Augas de Galicia autorizó en setiembre de 2013 el proyecto de regulación del lago minero para su aprovechamiento como reservorio de agua.

    La biodiversidad de Meirama

    La restauración total impulsada por Gas Natural Fenosa, cuya inversión ha superado los 60 millones de euros, ha transformado un espacio minero en un entorno natural “de valor”, como aseguran desde la compañía. Tanto es así que Meirama se descubre como mucho más que un lago. Las más de 1.000 hectáreas de superficie rehabilitada -el lago ocupa 171- esconden un rico ecosistema propio.

    Hasta 839 especies animales y botánicas convierten el valle de Meirama en un referente en biodiversidad. Un equipo de especialistas de la Estación de Hidrobiología ‘Encoro do Con’ de la Universidad de Santiago de Compostela ha registrado una actividad impensable años atrás. Así, pasear por este entorno significa compartir paisaje con 323 especies de insectos, 85 de ave o 28 de mamíferos –entre ellos zorros o ardillas-. Y una cifra más: durante todo este tiempo se han plantado más de 450.000 árboles. Literalmente nos envuelven.
    El lago Meirama está concebido para que la sociedad disfrute de este entorno idílico. Sin embargo, que la mina se encuentre aún en fase de desafectación impide que la zona esté abierta al público en general. “Los vecinos han podido visitar el lugar en varias ocasiones y se realizan visitas concertadas, pero todavía no se puede acceder libremente”, explica Roberto González. Actualmente para adentrarse en este lago minero es obligatorio concertar una visita.

    Y así descubres que el de Meirama no es un lago cualquiera.

    http://www.lavanguardia.com/vida/201...mundo-brl.html

  2. 8 usuarios te dan las Gracias por el Mensaje:

    F. Lázaro (25-feb-2017),frfmfrfm (22-feb-2017),HUESITO (22-feb-2017),JMTrigos (23-feb-2017),Jonasino (23-feb-2017),Los terrines (22-feb-2017),perdiguera (23-feb-2017),termopar (23-feb-2017)

  3. #2
    Fecha Ingreso
    diciembre-2010
    Ubicación
    Madrid-Burgos
    Mensajes
    2.512
    Thanks
    2.241
    Thanked 1.662 Times in 783 Posts
    Poder de Credibilidad
    52

    Predeterminado

    Genial reconversión. Un aplauso
    "Cuando el mundo esté preparado y una nueva vida renazca, gozarán de mis actuales descubrimientos"
    (Capitán Nemo. 20.000 leguas de viaje submarino. Julio Verne)

Marcadores

Normas de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •