Los científicos australianos especialistas en agua dicen que se requiere una mejor gestión de los acuíferos para ayudar al país a satisfacer sus necesidades de agua en el futuro.

Investigadores del National Centre for Groundwater Research and Training (NCGRT) [Centro Nacional para la Investigación y Capacitación en Aguas Subterráneas] declararon que la recarga administrada de acuíferos podría ser un aspecto importante a los efectos de garantizar al país una provisión segura de agua. La recarga de acuíferos se realiza mediante la inyección o infiltración del excedente de aguas superficiales en los acuíferos subterráneos. En algunos casos, el agua se trata antes de ser inyectada.
Grasses

Los expertos del país afirman que hay al menos 12 fuentes diferentes de agua que podrían ser aprovechadas para evitar la escasez. Entre ellas, el escurrimiento de los excedentes de agua en presas y el agua que es llevada a la superficie por la extracción de gas de vetas de carbón y otras actividades mineras.

“Las aguas subterráneas representan el 97 por ciento del agua dulce del planeta. En la actualidad aportan aproximadamente el 20% por ciento del agua potable de la humanidad y el 30% por ciento de nuestro consumo de agua total,”dijo Craig Simmons Director del Centro Nacional para la Investigación y Capacitación en Aguas Subterráneas en una declaración a la prensa en Enero de 2012 (PDF). “No obstante, será cada vez más importante en el futuro dado que las provisiones de agua superficial sufren cada vez mayores presiones competitivas debido a la evaporación, el crecimiento poblacional, y las demandas de la industria, agricultura y el paisaje nativo. Esa es la razón por la cual hoy en día resulta vital para los australianos comprender y manejar mejor nuestros recursos de aguas subterráneas”.

Simmons también dijo:

Pero debido a que dicha agua está en el subsuelo no le prestamos suficiente atención – frecuentemente la tratamos como un recurso a ser aprovechado a libre voluntad […] Esas actitudes deben cambiar si queremos tener suficiente agua para los 31 a 42 millones de australianos que actualmente se estima poblarán estas tierras de aquí a 50 años’. El agua subterránea debe figurar en forma mucho más destacada en nuestros debates acerca del agua a nivel nacional y local, su planificación y reformas necesarias. El nexo crítico entre el agua, la población, el clima y la energía debe ser uno de los principales impulsores de la reforma nacional del agua a medida que avanzamos en el siglo XXI.

La nación pierde aproximadamente 4.200 gigalitros (GL) por año debido a evaporación en lugares de almacenamiento superficial.

Andrew Ross, un investigador doctorado en la Universidad Nacional de Australia, dijo que “Australia ya almacena el equivalente de 1.800 piscinas de tamaño olímpico de agua subterránea en la región Burdekin de Queensland cada año — y que la suben nuevamente para su utilización en la agricultura y la horticultura.” Añadió, “pero en el Condado Orange de California almacenan alrededor de 300 gigalitros al año, suficiente para el uso doméstico de 2,3 millones de personas.”

Ross afirma que la capacidad probada de almacenamiento de los acuíferos bajo Perth, Adelaida, y Melbourne es de 200 GL. Estos acuíferos son capaces de almacenar en forma potencial unos 430 GL de agua.

Un experimento realizado en Cragie, Australia Occidental, dio una buena señal respecto a la implementación de un plan de este tipo. En un artículo publicado el 11 de abril, el Wanneroo Times informa que un ensayo de campo está resultando un éxito.

“La planta está funcionando bien, y a la fecha está produciendo agua que satisface todas las normas de calidad requeridas por los reguladores,” dijo Bill Marmion, el Ministro del Agua en Australia Occidental. La prueba está programada para fines de diciembre de 2012, una vez que los políticos y los reguladores decidan si deberá ser examinada la recarga de agua subterránea.

Los defensores dicen que ha sido un éxito: haber tenido unos 1466,9 megalitros de agua reciclada tratada bajo los estándares de agua potable, inyectada bajo tierra — y que la recarga de acuíferos tiene que aplicarse en otras regiones en el resto de Australia.

La Oficina de Marmion afirma que una encuesta realizada entre los residentes del área, indica que tres de cada cuatro personas apoyan un plan que tienda hacia un esquema de reciclaje completo. “Es una gran noticia y es coherente con lo que la gente me ha dicho. Rara vez conozco a alguien que esté en contra de la reutilización del agua,”dijo Marmion. Desde que su Oficina encuestó por primera vez a los pobladores en el año 2010 respecto al tema, su apoyo ha crecido un 4%. Otros defensores dicen que la recarga de acuíferos puede tener mejor aceptación que otros tratamientos de agua tales como la desalinización.

Los científicos nacionales dicen que la clave para el desarrollo de políticas eficaces para las aguas subterráneas australianas es tener una mejor comprensión de los acuíferos del país y de las condiciones potencialmente adversas que la recarga pudiera tener sobre el medioambiente.

Hay cuatro áreas: en la cuenca de la Condamine en Queensland, en el río Namoi en New South Wales, y dos ríos en el norte de Victoria – en donde se puede probar la recarga de acuíferos en forma inicial.

Simmons dice que los recursos de agua subterránea deben ser gestionados con mucho cuidado y agrega que ha habido una actitud pública generalmente apática respecto a los llamados para lograr una política de conservación luego de la sequía de 10 años de duración. La conservación es obligatoria dado que hay demandas de todos los sectores, particularmente de las poblaciones en crecimiento.

“El agua superficial es, literalmente, un tesoro escondido, y llegó la hora de que los australianos lo vean de esa forma” dijo Simmons. “Es de lejos nuestra mayor reserva de agua. En el largo plazo será potencialmente más valiosa que el oro, petróleo, trigo o carbón. Y la minería y la agricultura dependen seriamente de ella. Aún así recibe apenas una fracción de la atención que le dedicamos a otros recursos.”
Fuente:rwlwater.com