Página 2 de 4 PrimeroPrimero 1234 ÚltimoÚltimo
Mostrando resultados del 11 al 20 de 31

Tema: Cumbre del clima en Paris

  1. #11
    Fecha Ingreso
    marzo-2013
    Mensajes
    1.117
    Thanks
    549
    Thanked 423 Times in 288 Posts
    Poder de Credibilidad
    0

    Predeterminado

    El Golfo asume su debilidad

    ¿Puede una región adicta al petróleo volverse verde? La sola idea suscita escepticismo, pero necesidad obliga. Un informe científico ha alertado de que las orillas del golfo Pérsico van camino de hacerse inhabitables a causa del calentamiento global. En vísperas de la Cumbre del Clima, varios países de la zona se comprometieron a recortar emisiones o, al menos, a reducir su dependencia de los combustibles fósiles. Hasta el líder supremo de Irán, el octavo país más contaminante del mundo, ha instruido a su Gobierno para que tome medidas.

    En una carta dirigida a los jefes de los tres poderes, el ayatolá Ali Jamenei les pedía a mediados de noviembre que “promuevan la economía verde y conciencien a la gente sobre el medioambiente”. Incluso enumeraba una lista de 15 políticas generales para hacer frente “al cambio climático y las amenazas medioambientales como la desertificación, las tormentas de arena y la sequía”.

    Sus palabras, que suelen servir de guía para la toma de decisiones y redacción de leyes, refuerzan el anuncio por parte de Irán de que va a reducir un 4% sus emisiones para el año 2030. Incluso la vicepresidenta para Medio Ambiente, Masumeh Ebtekar, ha sugerido que, una vez que se levanten las sanciones y si se obtienen inversiones extranjeras, podría lograrse una reducción suplementaria de otro 8 %.

    La República Islámica, con 80 millones de habitantes, lleva varios años de sequía y ha visto como el nivel de sus aguas subterráneas desciende hasta niveles alarmantes. El lago Urmia, al noroeste del país, ha desaparecido prácticamente. Este año las tormentas de arena y polvo llegaron a paralizar Teherán y una docena de ciudades de la provincia de Juzestán e incluso causaron varios muertos.

    Al otro lado del Golfo, el desierto ya era una realidad antes de que se iniciara el impresionante desarrollo urbano de Dubái y el resto de las ciudades que han seguido su estela. Pero el propio éxito de su modelo lo está poniendo en peligro. A medida que aumenta la población (las petromonarquías suman 50 millones de habitantes), se hace más insostenible el despilfarro energético que supone mantener encendido el aire acondicionado nueve meses al año, iluminar los rascacielos y abastecer a sus ocupantes de agua desalinizada a un coste medio de tres euros el litro.

    Una vez más, esta ciudad excesiva quiere estar a la cabeza y convertirse en modelo de la transición hacia las renovables. La Autoridad del Agua y la Electricidad de Dubái (DEWA) está desarrollando un parque solar que debería proporcionar 1.000 MW para 2019 y 3.000 MW para 2030. Además, ha anunciado planes para obtener de renovables un 7% de toda su producción para 2020 y un 15% para 2030.

    Emiratos Árabes Unidos (EAU), la federación en la que se integra Dubái, se ha comprometido en su propuesta ante la Cumbre del Clima a obtener un 24% de su energía de fuentes limpias para 2021. Se trata de un salto importante desde el 0,2% actual, pero incluye entre estas la energía nuclear (está construyendo cuatro reactores y tiene otros cuatro en proyecto) y además no ha fijado una reducción de emisiones responsables del efecto invernadero. Aunque se trata de una de las economías más diversificadas de la zona, EAU depende de los hidrocarburos para una cuarta parte de su riqueza.

    El vecino Omán, por su parte, ha ofrecido reducir sus emisiones un 2% para 2030, mientras que Arabia Saudí, el gigante petrolero, se ha limitado a decir que para esa fecha evitará emitir 130 millones de toneladas de CO2. El reino no aclara si se trata de un recorte sobre sus actuales emisiones (ocupa el 14º lugar) o sobre los niveles proyectados. En cualquier caso, se trata de un objetivo condicionado a la diversificación de su economía, que depende en un 80% de los hidrocarburos.

    Los países exportadores de petróleo han estado tradicionalmente entre los más remisos a recortar sus emisiones de CO2 para apoyar un acuerdo global. Sin embargo, los riesgos del calentamiento global son cada día más evidentes. Los países ribereños del Golfo han sufrido este verano una de las peores olas de calor que se recuerdan, con numerosos días en los que la temperatura ha superado los 50º C, lo que ha causado varias muertes.

    La elevada humedad que eso causa hace a sus habitantes especialmente vulnerables, según ha advertido un estudio de la Universidad de Loyola y el Instituto de Tecnología de Massachusetts. Su modelo, para el que han desarrollado una medida combinada de temperatura y humedad (WBT), proyecta que si se mantiene el actual nivel de emisiones, el calentamiento de 4º C hará inhabitables Dubái, Abu Dhabi, Doha y las ciudades costeras de Irán antes del año 2100. Sin embargo, con un recorte del CO2, aunque aumenta la temperatura, no llega a ser intolerable. De ahí que las decisiones que se tomen en París afecten a las orillas del Pérsico.
    Referencia: http://internacional.elpais.com/inte...60_979812.html

  2. #12
    Fecha Ingreso
    marzo-2013
    Mensajes
    1.117
    Thanks
    549
    Thanked 423 Times in 288 Posts
    Poder de Credibilidad
    0

    Predeterminado “Es absurdo que se siga subsidiando la explotación petrolera”

    El expresidente de México critica la falta de decisión en las cumbres del clima

    Felipe Calderón, expresidente de México y actual director de la Comisión Global sobre Economía y Clima, habla de una cárcel en la que muchos Estados se encierran voluntariamente. “Los países que están apostando por generar electricidad con carbón”, dice, “están metiéndose en una prisión para 50 o 60 años más y tirando las llaves por la ventana”. Sostiene que la “transición” ya está en marcha: “Va a llegar un momento en el que la energía renovable será más barata que la de los combustibles fósiles”. “Fui secretario de Energía en 2003 y 2005 en México. Hoy, 11 años después, la solar es un 90% más barata de lo que era entonces y la eólica casi otro tanto. Es evidente que la curva de costos de las renovables está descendiendo rápidamente”.

    Calderón, que ha participado en la cumbre del Clima de París, no le ve “sentido” ahora a “hacer inversiones de largo plazo en energías de combustibles fósiles”. Pero, reconoce, “eso no lo tienen claro todos los actores”. Y señala como culpable al “titubeo” que los Gobiernos siguen mostrando a la hora de afrontar decisiones en las cumbres del clima, donde, tras dos décadas, no se ha conseguido cerrar un acuerdo global y efectivo aún. “A muchos tomadores de decisiones no les importa lo que va a pasar dentro de 20 o 30 años. Les importa lo que va a pasar el año que entra, en que hay elecciones. Es nuestra tragedia política. Cuántos votos me da y cuántos me quita una decisión, y el que venga detrás que arree”.

    La comisión que dirige —formada por economistas, políticos y empresarios—, se dedica a alertar de los riesgos que tiene retrasar la transición hacia una economía libre de emisiones de gases de efecto invernadero, causantes del cambio climático. “Independientemente de lo que crean sobre el cambio climático, que no es un tema de fe sino de ciencia, muchas empresas saben que vendrá una regulación tarde o temprano. Y más vale que sea temprano, porque si algo está haciendo más costosa la transición son las dudas y la falta de decisión de muchos Gobiernos”. “Este titubeo”, apunta Calderón, “está generando que haya empresas” que realicen a la vez “inversiones verdes en renovables” e “inversiones en combustibles fósiles”. “Y esta doble cobertura encarece el crédito, las decisiones… Si tomamos decisiones de una vez y se mandan mensajes claros se eliminarán muchos costes de transición”.

    Calderón, como muchos organismos internacionales como la ONU o la OCDE, cree necesario “terminar con los subsidios a los combustibles fósiles”. “No se puede estar buscando una meta de descarbonización de la economía en este siglo si al mismo tiempo estás impulsando subsidios a las fósiles”. “Es absurdo que se siga subsidiando la explotación petrolera y las gasolinas”, concluye.
    Lamentablemente sigue habiendo gente que sigue teniendo fe y pensando que esto no va a ocurrir y así estamos, pasando la bola.

    Referencia: http://internacional.elpais.com/inte...08_636764.html

  3. #13
    Fecha Ingreso
    marzo-2013
    Mensajes
    1.117
    Thanks
    549
    Thanked 423 Times in 288 Posts
    Poder de Credibilidad
    0

    Predeterminado

    Propuestas que se niega a estudiar la Cumbre de París

    El debate económico futuro no versará entre liberalismo e intervencionismo. Son posiciones anacrónicas, como la inexistencia ya de trincheras de izquierdas o de derechas más allá del nombre

    ¿Acabará la cumbre con buenas intenciones vacías de enjundia más allá de añorar el fiasco tramposo del fallido Protocolo de Kioto?
    Para resolver un problema, primero hay que plantearlo correctamente en vez de lanzar propuestas aisladas que no resuelven nada. Mientras los objetivos se centren exclusivamente en atemperar el incremento de la concentración de CO2 en la atmósfera, sin marcar objetivo coordinado de reducción de contaminantes y contra la pérdida de biodiversidad, se encadenará un fiasco tras otro.
    Es peligroso hacer depender de un único parámetro múltiples desafíos naturales. La naturaleza es mucho más compleja, y las soluciones también lo son.
    Simplezas conceptuales que llevan aparejadas consecuencias nefastas. Como cuando se promovió de manera arbitraria el coche diésel, con el fin de reducir las emisiones, deteriorando la calidad del aire, incrementando la polución en nuestras ciudades y el gasto en sanidad.

    En su momento, mostramos los Nueve Jinetes del Apocalipsis Medioambiental. El cambio climático era apenas el tercer jinete al que se enfrenta el ser humano. El primer problema planetario es la pérdida de biodiversidad. El segundo, los problemas relacionados con el ciclo del nitrógeno y el fósforo.
    Si bien los desafíos caminan interrelacionados, las soluciones también deberán estarlo. Se deberán plantear los problemas con la complejidad que se merecen, practicando la INNOVACION. De eso tratará la manoseada excelencia de la que tantos hablan y tan pocos practican.

    ​Ni liberalismo ni intervencionismo
    El debate económico futuro no versará entre liberalismo e intervencionismo. Son posiciones anacrónicas, como la inexistencia ya de trincheras de izquierdas o de derechas más allá del nombre o la pertenencia a una tribu cerril enfrentada en la misma falta de ideas.
    Un liberalismo salvaje que no respete el planeta, que promueva el 'dumping' humano y medioambiental y no impida la natural tendencia al monopolio, provoca mayor intervencionismo a largo plazo.
    Un intervencionismo que pone excesivas trabas para justificar una burocracia desmedida que se realimenta ella misma mediante nepotismo y corrupción genera sistemas malvados. España constituye un ejemplo de libro. La virtud está en el término medio. Busquémosla resumiendo propuestas pasadas.
    Propuestas
    La próxima estrategia económica se basará en apenas una frase: será más competitivo aquel que respete más el planeta y sus semejantes por cada unidad de producto o servicio ofertado. La economía deberá ser capaz de crear mecanismos capaces de fomentar tal aserto.
    Pasará por desacoplar el consumo energético del crecimiento económico, obligando a utilizar la menor proporción unitaria de recursos finitos. Desarrollando la ciencia de la escasez de una forma científica, implantándola de una manera ordenada.
    Redefinición de los conceptos de productividad y valor añadido con criterios energéticos y medioambientales. Así como la apropiación, la valoración y el intercambio, principales atributos de lo económico. Desechando criterios marginales, descontando la escasez futura. Que permitan adaptar la actividad económica a la capacidad natural del planeta para regenerarse y al 'stock' disponible en cada momento de recursos finitos. Incorporando las externalidades nocivas a los costes, incluido el gasto sanitario causado por la polución.
    En el plano teórico, generalización de la función de producción aumentando el número de parámetros hasta por lo menos nueve. En la práctica, modelizando mediante sistemas informáticos sofisticados la capacidad del planeta, presente y futura, de proveer de productos y servicios a la humanidad en función de la población, la evolución climática, el 'stock' de recursos finitos y renovables, el estado de la corteza terrestre y el de la tecnología. Descontando la pérdida de biodiversidad irremisible y la disminución futura de actividad que la depredación presente provoca.

    Trazabilidad de todo producto y servicio, desarrollando mecanismos de información que faciliten su huella ecológica, que permitan al comprador saber lo que adquiere computando todo su ciclo económico y logístico.
    El ciudadano deberá ser capaz de discriminar el coste medioambiental de cada producto o servicio adquirido. No es lo mismo fabricar utilizando electricidad convencional que renovable. Alimentar mediante carne hormonada o de buena calidad. Agua del grifo o un refresco demencialmente azucarado.
    El carbón australiano, por ejemplo, por muy barato que sea aparentemente, no incluye en su pasivo el coste medioambiental de sus gigantescas minas a cielo abierto, sus puertos de exportación que amenazan la Gran Barrera de Coral o el trasporte en barco desde las Antípodas consumiendo fueloil con un 3,5% de azufre. Si se sumaran los estropicios, a lo mejor el carbón nacional, teóricamente más contaminante y más caro, no lo era tanto.

    China puede que sea muy competitiva. Pero nuestras compras envenenan a sus propios ciudadanos. Su polución se exporta a California atravesando el Océano Pacífico. Si ellos se niegan a fabricar con estándares dignos, habrá que ayudarlos desincentivando su compra. Eso va también por Europa. Alemania se las da de renovable. Pero un 44% de su producción eléctrica depende del carbón, la mayoría lignito, el más contaminante.
    Con el fin de materializar las propuestas anteriores, desarrollar una política fiscal y arancelaria capaz de promover mecanismos virtuosos que protejan la naturaleza y garanticen dignidad a los trabajadores esclavizados, que mantengan bajo control el 'dumping' medioambiental y humano.
    Creando un sistema impositivo de acuerdo con la nueva noción de valor añadido y de productividad que fomente mecanismos económicos por fin virtuosos. Que penalice la importación de productos que traspasen límites inaceptables.
    Mecanismos económicos virtuosos
    Nos negaremos a comprar nada que no venga acompañado de información suficiente acerca de su huella energética, ecológica e información acerca de la dignidad de los trabajadores.
    En un mercado libre, no todo vale. No puede ganar siempre el que más trampas haga o el que menos escrúpulos tenga. La economía y las finanzas tienen que dejar de ser otro instrumento malvado en manos de las élites extractivas, que continúan promoviendo desastrosas desigualdades.
    Con este acercamiento, ganará en los mercados aquel capaz de producir y vender sin hacer daño a nadie, aquel que respete la naturaleza y a sus semejantes. No tiene por qué ser más caro.

    Se debe aprovechar el tremendo potencial que una economía bien intencionada podría impulsar. Si abandonara su inmoral torre de marfil desde el punto de vista intelectual. Si aprendiera primero y luego mostrara cómo implantar mecanismos económicos virtuosos que permitan generar empleo y reducir las desigualdades, deteniendo de una vez este círculo vicioso y pernicioso planetario.
    Cuando se ponga a ello, desincentivará la absurda cultura de usar y tirar. Una mejor gestión del agua dulce, que cada vez escaseará más. Reducirá la utilización de productos químicos, indispensables en un futuro, hoy derrochados en aplicaciones inútiles y nimias, buscando sustitutos. ¿Juguetes de hojalata en vez de plástico?
    Buscará alternativas, si las hay, que sustituyan la pasada revolución verde que jamás fue verde. Que utiliza abonos y pesticidas contaminantes, subproductos que promueven el agotamiento de las tierras y su desertización, aunque a corto plazo produzcan grandes rendimientos.


    Restos después de las explosiones de Tianjin. (EFE)Restos después de las explosiones de Tianjin. (EFE)

    Obligará a refundar el urbanismo. A rediseñar nuestras ciudades, devolviéndolas su esencia humana y agradable. Desincentivará el exceso de cemento y hormigón. Enseñará a los arquitectos a amar la vegetación y los árboles, belleza desterrada de las 'modernísimas' ciudades y la vacía arquitectura estelar. Obligará a que se inspiren de nuevo en el ancestral modelo de ciudad mediterránea y compacta, con más o menos alturas, que permita el trasiego de personas sin necesidad de abusar del vehículo particular. Enseñará a utilizar la tecnología de manera juiciosa con el objetivo de reducir la huella ecológica y garantizar los recursos indispensables que nuestros nietos igualmente necesitarán.

    Una estrategia coordinada y multidisciplinar

    Se trata, en definitiva, de elaborar y ejecutar un estrategia global multidisciplinar. Destinada a garantizar que el consumidor adquiera productos de acuerdo con unas normas que garanticen el respeto a la naturaleza y fabricados en condiciones laborales dignas. Desincentivando, mediante una política impositiva y arancelaria activa, el 'dumping' humano y medioambiental.
    El que paga manda, aunque sea a crédito. Si el consumidor quiere dejar de adquirir productos o servicios nocivos, deberá poder saberlo con el fin de no comprarlo. Y si el vendedor no está de acuerdo, se quedará sin acceso al mayor mercado, el europeo.
    Se resume en obligar a la economía, le guste o no, a convertirse en aliada del hombre y la naturaleza en vez de continuar siendo causa de su destrucción
    Para ello será necesario crear una oficina europea y otra española que aglutinen competencias, con carácter transversal y ejecutivo, encargadas de elaborar las propuestas y ejecutarlas. Que permita garantizar la comercialización de productos y servicios que respeten la naturaleza.
    Se resume este ladrillo en obligar a la economía, le guste o no, a convertirse en aliada del hombre y la naturaleza en vez de continuar siendo causa de su destrucción. Obligando a que acate el método científico, desarrollando la economía fundamental. Limpiando de morralla la economía teórica actual, también denominada técnica. Hoy no enlazo. Sería labor imposible.
    El tiempo pone cada cosa en su lugar. Para regenerar este planeta y devolverlo a un estado decente se necesitarían miles de años. No los tenemos. Y aunque en París lo saben, no aciertan con el embrollo.
    referencia: http://blogs.elconfidencial.com/econ...paris_1113257/

    Pongo esto aunque sea un artículo de opinión, pero a mi parecer da en el clavo.

    Y una buena recomendación extraída para los del SCRATS: "No puede ganar siempre el que más trampas haga o el que menos escrúpulos tenga. La economía y las finanzas tienen que dejar de ser otro instrumento malvado en manos de las élites extractivas, que continúan promoviendo desastrosas desigualdades.
    Con este acercamiento, ganará en los mercados aquel capaz de producir y vender sin hacer daño a nadie, aquel que respete la naturaleza y a sus semejantes"

  4. 1 usuario te da las Gracias por el Mensaje:

    NoRegistrado (05-dic-2015)

  5. #14
    Fecha Ingreso
    diciembre-2010
    Ubicación
    Madrid-Burgos
    Mensajes
    2.569
    Thanks
    2.398
    Thanked 1.757 Times in 822 Posts
    Poder de Credibilidad
    66

    Predeterminado ¿Tiene sentido la cumbre de París sobre el clima?

    El cambio climático y su probable impacto están demostrando ser menos perjudiciales y más lentos de lo que se temía, mientras que la eliminación del dióxido de carbono de la economía está resultando más dolorosa y cara de lo que se esperaba.

    En febrero, el presidente Obama aseguró, de forma un tanto despreocupada, que el cambio climático era una amenaza mayor que el terrorismo. Esta semana se celebra en París, una ciudad atemorizada por los recientes atentados brutales, la cumbre del cambio climático a la que asisten líderes de todo el mundo. ¿Qué hace que estos líderes mundiales estén convencidos de que el cambio climático es un asunto que requiere una solución más urgente y que representa una mayor amenaza que los incesantes brotes de violencia islamista?

    No puede estar relacionado con lo que está ocurriendo con las temperaturas mundiales, que están aumentando a un ritmo muy lento, menos de la mitad de las previsiones científicas de 1990, cuando empezó a hablarse del calentamiento global.

    Además, cada vez hay más pruebas que apuntan a que el planeta ha alcanzado temperaturas muy superiores a las actuales en varias ocasiones en los últimos 10.000 años.

    La preocupación de los líderes mundiales tampoco puede estar relacionada con las consecuencias de este ligero aumento de temperatura. A escala global, los científicos insisten en que no ha habido un aumento de la intensidad de las tormentas, las inundaciones o las sequías, mientras las muertes atribuidas a estos desastres naturales han disminuido gracias a las tecnologías modernas y a las infraestructuras. El hielo del Océano Ártico se ha fundido recientemente en verano más de lo habitual en los años 80, pero el hielo del Océano Antártico ha aumentado, y la Antártida está ganando suelo helado, según un nuevo estudio de científicos de la NASA publicado en el Journal of Glaciology. El nivel del mar prosigue su lenta subida -de entorno a 30cm por siglo-, y no hay indicios de que se haya producido ninguna aceleración reciente.
    PUBLICIDAD


    Tal vez sean las predicciones las que preocupan a los líderes mundiales. En este sentido, los periodistas nos dicen a menudo que la ciencia está "de acuerdo" y que no existe ningún debate. Pero los científicos no están de acuerdo: Aseguran que existe mucha incertidumbre, hecho que reflejan en su última valoración para el Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés) de Naciones Unidas. Prevé que las temperaturas sean entre 1,5ºC y 4,5ºC más cálidas en la parte final del siglo -entre moderadamente beneficioso a significativamente perjudicial-.
    Beneficios

    Con respecto al impacto de ese futuro calentamiento, un nuevo estudio de un importante economista especializado en el clima, Richard Tol de la Universidad de Sussex, concluye que el calentamiento puede aportar beneficios, ya que el dióxido de carbono hace que los cultivos y los ecosistemas desarrollen una mayor resistencia a las sequías. A largo plazo, los aspectos negativos pueden superar a estos beneficios, señala Tol, pero "el impacto del cambio climático no es significativo hasta alcanzar un calentamiento de 3,5ºC".

    El estudio de Tol resume el efecto que cabe esperar durante este siglo: "El cambio en el sistema de bienestar provocado por el cambio climático equivale al cambio causado por una variación de poco porcentaje en los ingresos. Es decir, un siglo de cambio climático es casi tan bueno o malo para el sistema de bienestar como un año de crecimiento económico. Las advertencias de que el cambio climático es el mayor problema de la humanidad son infundadas: Podemos pensar fácilmente en problemas más graves". No hay ninguna justificación para priorizar el cambio climático sobre el terrorismo.

    Las últimas conclusiones científicas sobre la "sensibilidad" de la temperatura mundial a una duplicación de los niveles de CO2 (del 0,03% del aire al 0,06%) también resultan tranquilizadoras. Varios estudios revisados sobre la sensibilidad climática basados en observaciones reales, entre ellos uno publicado en 2013 en Nature Geoscience realizado por 14 autores importantes del IPCC, concluye que este indicador clave es muy inferior -entre un 30% y un 50% más bajo- de lo que asumen por término general los modelos climáticos.

    Un importante estudio publicado este año en el Journal of Climate por Bjorn Stevens del Max Planck Institute for Meteorology de Hamburgo, en Alemania, concluyó que el impacto frío de las emisiones de sulfato ha contenido el calentamiento global menos de lo que se pensaba hasta ahora, lo que una vez más implica una menor sensibilidad. Por lo tanto, el tramo alto de la horquilla del IPCC parece aún menos improbable en teoría y en la práctica. Cuando los políticos digan que, pese a la lentitud del calentamiento hasta el momento, el aumento de la temperatura "en dos grados" es inevitable e inminente, cabe recordar que emplean estimaciones elevadas de sensibilidad climática.

    Muy bien, pero si existe la más remota posibilidad de que ocurra una catástrofe, ¿no se debería hacer todo lo posible para evitarlo? Es preferible limpiar la economía mundial de CO2 y descubrir que no era necesario a seguir usando combustibles fósiles y lamentarlo. Si fuera fácil eliminar el CO2 , no cabe duda de que tendría sentido. Pero la experiencia que puede extraerse de las tres últimas décadas es que no existe una tecnología lista para reemplazar a los combustibles fósiles a la escala necesaria y al precio que los ciudadanos están dispuestos a pagar.
    Energías alternativas

    La energía solar es más barata que antes, pero aunque los paneles fueran gratuitos, el suelo, las infraestructuras, el mantenimiento y el almacenamiento de energía (para la noche y los días nublados) la harían más cara que la electricidad generada por gas. Las fuentes solares aportan alrededor del 0,5% de la energía generada a nivel mundial. El sector eólico ha crecido mucho, pero a un gran coste, y sigue suministrando poco más del 1% de la energía generada a nivel global. La energía nuclear también está disminuyendo lentamente, y su coste se niega a descender. Los avances tecnológicos en la producción de hidrocarburos no convencionales han superado el avance de la energía poco contaminante, haciéndola aun menos competitiva.

    Por otra parte, hay miles de millones de personas que no tienen acceso a una red eléctrica y cuyas vidas podrían mejorar radicalmente -y cuya capacidad para luchar contra los efectos meteorológicos y del cambio climático podría aumentar enormemente- si tuvieran acceso a la energía concentrada que proporcionan el carbón, el gas o el petróleo de la que disfruta el mundo desarrollado. Las instituciones occidentales han limitado el desarrollo de estos proyectos en aras de no poner en riesgo el clima. Por lo tanto, la política climática está dañando a los pobres.

    Hablando sin rodeos, el cambio climático y su probable impacto están demostrando ser más lentos y menos perjudiciales de lo que temíamos, mientras que la eliminación del CO2 de la economía está resultando ser más dolorosa y cara de lo que esperábamos. El ambiente en París será de feroz pesimismo entre las ONG bien financiadas que asisten a la cumbre en gran número: la eliminación del dióxido de carbono, en la que han depositado su confianza, no se está produciendo, y no se atreven a mencionar las noticias tranquilizadoras que llegan de la ciencia, no sea que sus presupuestos puedan verse amenazados.
    Fuente: http://www.expansion.com/economia/po...b6b8b45e4.html
    "Cuando el mundo esté preparado y una nueva vida renazca, gozarán de mis actuales descubrimientos"
    (Capitán Nemo. 20.000 leguas de viaje submarino. Julio Verne)

  6. #15
    Fecha Ingreso
    marzo-2013
    Mensajes
    1.117
    Thanks
    549
    Thanked 423 Times in 288 Posts
    Poder de Credibilidad
    0

    Predeterminado

    La agencia de renovables pide doblar la inversión contra el cambio climático
    El objetivo es duplicar la instalación de fuentes de energía limpia en los próximos 15 años
    MANUEL PLANELLES París 4 DIC 2015 - 20:40 CET

    En la Cumbre del Clima de París todos miran a las renovables. El sector de la energía —incluyendo el transporte y la construcción— es responsable de más de dos tercios de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero, causantes del calentamiento global. Y la generación de electricidad acumula el 42% de las emisiones de todo ese sector.

    La Agencia Internacional de Energías Renovables (Irena, en sus siglas en inglés) sostiene que, para poder cumplir con la meta de que la temperatura media a final de siglo no suba más de dos grados respecto a los niveles preindustriales, hará falta duplicar la instalación de fuentes limpias en los próximos 15 años. Además de incrementar la eficiencia, el objetivo que marcan los analistas de Irena es aumentar la cuota de renovables sobre el consumo total de energía del 18% en 2010 al 36% en 2030.


    "Necesitaríamos doblar la inversión hasta llegar a los 500.000 millones de dólares [460.000 millones de euros] anuales en 2020", señala Adnan Z. Amin, director general de esta agencia, de la que forman parte 144 países. "Y se debe llegar a los 900.000 millones anuales en 2030".

    Los fondos que han llegado hasta este sector en el mundo se han disparado en la última década. Entre 2004 y 2014, se multiplicaron por seis. El récord de inversión se alcanzó en 2011, con 279.000 millones de dólares. Luego, en 2012 y 2013, cayó. Amin culpa al "contexto internacional" de aquel bache: "La caída fue por la crisis financiera". Pero añade rápido que en 2014 se remontó y la inversión se situó en los 270.000 millones de dólares, cerca del máximo de 2011. "En 2015", anuncia, "va a ser mayor que en 2014 y por primera vez veremos que la inversión en los países en desarrollo es mayor que la de los países desarrollados".

    Solar y eólica
    El análisis de Irena apunta a las tecnologías solar y eólica como las que más deben crecer y, por lo tanto, las que más fondos han de recibir. En 2020, la solar tendría que contar con 143.000 millones de dólares (35%) y la eólica con 140.000 (34%). La energía hidráulica estaría en tercer lugar, con 65.000 millones (16%).

    Amin resalta la velocidad con la que estas tecnologías han reducido "costes". "Las energías renovables son competitivas respecto a las tradicionales y en algunos casos más baratas". La Irena, en un informe sobre cambio climático, calcula que el coste de los paneles fotovoltaicos se redujo un 80% entre 2009 y 2014; y el de las turbinas para eólica "cerca de un tercio en el mismo periodo".

    Amin afirma que "en África las renovables se van a multiplicar por cuatro en los próximos 15 años" y "por tres en Latinoamérica". "En Asia vamos a ver un aumento muy significativo en países como China o la India, sobre todo con la solar".

    Pero el responsable de esta agencia apunta a la falta de "certidumbres" en la regulación legal como uno de los principales problemas del sector. "No hay marcos regulatorios coherentes y a largo plazo". Un buen ejemplo sería el de España, que pasó de una regulación muy favorable a cortar las ayudas de cuajo. "Los cambios retroactivos han tenido un impacto sobre las inversiones, que han disminuido", afirma sobre España.

    Respecto a los problemas de Abengoa, el gigante español de las renovables, Amin considera que "los cambios de políticas [regulatorias] le han afectado". Aunque también apunta a la "política agresiva" de inversiones de la compañía, que ha hecho que su deuda aumente.

    Del ejemplo español —donde la instalación de nueva potencia renovable lleva tres años paralizada— Amin saca una conclusión válida para todo el mundo: "Hay que dar certezas a los inversores".
    referencia: http://internacional.elpais.com/inte...39_654884.html
    Última edición por termopar; 06-dic-2015 a las 08:00

  7. #16
    Fecha Ingreso
    marzo-2013
    Mensajes
    1.117
    Thanks
    549
    Thanked 423 Times in 288 Posts
    Poder de Credibilidad
    0

    Predeterminado

    El pacto contra el cambio climático queda en manos de los ministros
    Tras aprobarse el borrador de los técnicos comienza la negociación política en París
    MANUEL PLANELLES París 5 DIC 2015 - 21:08 CET

    Las negociaciones en la cumbre del Clima de París para cerrar un acuerdo global contra el cambio climático, que arrancaron el lunes, han dado el paso de los técnicos a los políticos. Los negociadores técnicos de los 195 países reunidos en París han estado limando el borrador del pacto durante los últimos cinco días. Finalmente, ese borrador consta de 48 páginas, llenas de corchetes. La gran cantidad de corchetes apunta a que siguen existiendo muchos puntos de desacuerdo entre los Estados.

    La financiación para los países en desarrollo y la vinculación jurídica del pacto siguen en discusión. Y ambos puntos están relacionados con el concepto de diferenciación, que hace referencia a que los países desarrollados, responsables de haber iniciado el calentamiento global con sus emisiones durante décadas, deben asumir más responsabilidades que los Estados en vías de desarrollo.

    Una 'tasa Tobin' europea con tonos verdes

    Entre las medidas de financiación que baraja la Unión Europea está la creación de una tasa sobre las transacciones financieras -una tasa Tobin- cuya recaudación en parte se destine a la financiación de la adaptación y mitigación del cambio climático.
    En un encuentro dentro de la cumbre de París, el comisario europeo de Economía, Pierre Moscovici, apuntó que 11 países de la UE están a punto de cerrar un acuerdo sobre esta tasa. Y el pacto se podría cerrar antes de que acabe el año.
    Estaba previsto que a partir del lunes los ministros tomarán el relevo para intentar cerrar el pacto, que en teoría debe estar listo el viernes 11. Pero el ministro de Exteriores francés, Laurent Fabius, que como anfitrión preside la cumbre, ha decidido adelantar al domingo por la tarde el inicio de los trabajos.

    "Es un texto más concreto y permite visualizar la estructura del acuerdo", ha señalado Valvanera Ulargui, directora de la Oficina Española de Cambio Climático, sobre el borrador. Sin embargo, admite, "todas las opciones políticas están sobre la mesa". Hasta el nombre está en discusión. Aunque el texto se encabeza con el término "acuerdo", aún no hay consenso sobre si será un tratado, un protocolo o un acuerdo. "Todo está por negociar", señala Ulargui.

    Respecto a los puntos que más tensión generan, Ulargui indica que "la diferenciación está por todo el texto". Es decir, está en discusión si la mayor parte de las cargas, de reducción de emisiones y de financiación, debe ser asumida por los países desarrollados o compartida también por los que están en vías de desarrollo. Para delimitar qué países están en un grupo u otro se emplean los anexos de la convención marco de la ONU sobre cambio climático. Ese texto data de 1992 y, como argumenta la Unión Europea, el mundo ha cambiado y hay otras economías -como China y Sudáfrica- que también deberían aportar, por ejemplo, en financiación. "Hay países en desarrollo que se han desarrollado", ha señalado este sábado Miguel Arias Cañete, comisario europeo de Clima y Energía. "El panorama ha cambiado", ha insistido. "Los países en desarrollo son los primeros interesados en que se amplíe la base de donantes", ha añadido el comisario.

    Todd D. Stern, el enviado especial para Cambio Climático de EE UU, señalaba esta semana que el compromiso "pre-2020" -los 100.000 millones de dólares que deben estar dentro de cinco años- es una cuestión sobre la que no parece que habrá dificultades. Pero reconocía que el problema puede surgir con lo que ocurrirá después de 2020, algo que está en discusión ahora.

    Copenhague
    Respecto al borrador aprobado este sábado, el representante suizo ha señalado que "a diferencia de Copenhague, ahora hay bases sólidas". En Copenhague, en 2009, se intentó cerrar un acuerdo contra el cambio climático como el que se busca ahora, y se fracasó.

    Martin Kaiser, de Greenpeace, ha mostrado este sábado el "optimismo" de su organización sobre el "proceso" de negociación. "En este punto en Copenhague había 300 páginas". En estos momentos, 20 páginas del borrador corresponden al acuerdo y otras 22 son de desarrollo de ese pacto. Otras cuatro páginas más incluyen temas que los negociadores de cada país consideran que se han quedado fuera y deben entrar. Pese a ese recorte en el número de páginas, Greenpeace sostiene que no está garantizado que se llegue a "un acuerdo decente". "Habrá acuerdo", vaticinan fuentes de la Unión Europea, "otra cosa es el grado de ambición".

    En el borrador presentado este sábado se lleva trabajando desde 2011, cuando se acordó en otra cumbre climática que para 2015 debería aprobarse el acuerdo global que ahora se negocia. La cita de París se inició con un borrador de 55 páginas, que ahora ha pasado a tener a 48.

    "Ahora se tiene que demostrar la habilidad de la presidencia", señala Teresa Ribera, asesora de Francia. Este país, precisamente, es el que ostenta la presidencia de la cumbre y el encargado de poner sobre la mesa el método de trabajo para ir limando el texto.

    Vinculación jurídica
    El grado de vinculación jurídica es otra de las cuestiones que están abiertas. EE UU ya ha dejado claro que no puede ratificar un texto en el que se le obligue internacionalmente a recortar sus emisiones. Para este pacto de París se ha optado por la fórmula de las contribuciones nacionales. 185 países de los 195 participantes en las negociaciones han presentado antes de la cumbre planes para reducir sus emisiones entre 2020 y 2030.

    En el borrador de este sábado, en el artículo tercero, hay una posible salida para EE UU. Se indica que los firmantes del acuerdo deberán aprobar leyes nacionales en las que se fijen las metas de reducción de emisiones. Es decir, el cumplimiento de esos objetivos no vendría fijado por un acuerdo internacional, sino que dependería de una ley estadounidense. Aunque esta es una opción que también figura entre corchetes.
    Referencia:http://internacional.elpais.com/inte...06_612130.html
    Última edición por termopar; 06-dic-2015 a las 08:03

  8. #17
    Fecha Ingreso
    marzo-2013
    Mensajes
    1.117
    Thanks
    549
    Thanked 423 Times in 288 Posts
    Poder de Credibilidad
    0

    Predeterminado

    Cumbre del Clima de París: La COP21 aprueba un borrador de acuerdo para ser ultimado por los ministros

    Christiana Figueres, Laurent Fabius y Ban Ki-moon en Le Bourget, este sábado. REUTERS


    CARLOS FRESNEDA Corresponsal Londres
    ACTUALIZADO 05/12/201515:24

    Las 195 delegaciones que participan en la cumbre del clima de París han aprobado un borrador de 48 páginas con las líneas maestras del acuerdo que se pretende alcanzar en la capital francesa el próximo 11 de diciembre. Aunque aún hay "grandes diferencias políticas", especialmente entre los países desarrollados y en desarrollo, la voluntad de cerrar la COP21 con un acuerdo global para la reducción de emisiones está al alcance de la mano, según ha advertido la embajadora francesa del clima Laurence Tubiana.

    Las asociaciones y ONGs que participan como observadoras en la cumbre también han apreciado un cambio definitivo de "clima"... "En este punto, en Copenhague, se estaba trabajando sobre un texto de 300 páginas en una atmósfera de desesperación", admite el portavoz de Greenpeace, Martin Kaiser. "En París hay al menos un ambiente constructivo, aunque eso no garantiza un acuerdo decente".Greenpeace y otras organizaciones han denunciado las maniobras "obstruccionistas" de países ricos en petróleo, especialmente Arabia Saudita, para evitar cualquier compromiso hacia una "total descarbonización de la economía", frente a una "transformación baja en emisiones". "Esperemos que en la recta final los ministros no cambien la ambición por la conveniencia, y sigan teniendo muy presente lo que advierte la ciencia", aseguró por sus parte Tasneem Essop, de WWF.

    Moderado optimismo

    Al cabo de una semana, el diagnóstico es moderadamente optimista ante el proceso y relativamente pesimista hacia el contenido, empezando por el hipotético compromiso para fijar el tope de dos grados centrígrados como el punto crítico del "clima peligroso". Los países más directamente afectados por el impacto del cambio climático siguen presionando por bajar el listón a 1,5 grados. Los compromisos iniciales anunciados por 170 países nos situarían sin embargo en un escenario de 2,7 grados antes de finales de siglo.Otro de los asuntos más espinosos es la división entre países desarrollados y en desarrollo. Los más ricos consideran que ha llegado el momento de que las economías emergentes -como China, Brasil o India- arrimen el ascua a la hora de financiar la ayuda a los países de alto riesgo.La cuestión de fondo es, sin embargo, hasta qué punto los compromisos alcanzados en París serán "obligatorios" o si todo quedará en una mera declaración de intenciones.

    Durante la apertura del debate, los países-isla del Pacífico, encabezados por Tuvalu, pusieron la necesidad de cerrar en París un "tratado" vinculante.Esa era también inicialmente la idea del Gobierno francés, pero Estados Unidos no quiere ni oír hablar de "objetivos de reducción vinculantes al estilo de Kioto". El Gobierno de Obama asegura que no puede comprometerse a ese nivel a sabiendas de que la mayoría republicana tumbaría esos objetivos a su paso por el Congreso. Los juristas de la ONU han tomado cartas en el asunto para delimitar cuál será finalmente la naturaleza jurídica del acuerdo.
    otro punto de vista de las negociaciones técnicas

    referencia: http://www.elmundo.es/ciencia/2015/1...2258b4660.html

  9. #18
    Fecha Ingreso
    marzo-2013
    Mensajes
    1.117
    Thanks
    549
    Thanked 423 Times in 288 Posts
    Poder de Credibilidad
    0

    Predeterminado

    Parece que hay fumata blanca
    La Cumbre de París allana el camino para que EEUU firme el acuerdo

    Un acuerdo contra el cambio climático sin EE UU, el segundo mayor emisor de CO2 del mundo, sería de nuevo ineficaz. John Kerry, secretario de EE UU, ha señalado este miércoles en París que se necesita un pacto "inclusivo, ambicioso y sostenible". Pero su país tiene problemas con la vinculación jurídica: no puede aceptar que los objetivos de reducción de emisiones que debe acometer le vengan impuestos desde un tratado internacional. Del último borrador que se ha difundido este miércoles en la Cumbre del Clima se ha eliminado el artículo que fijaba esa vinculación legal.

    Meses antes de la Cumbre de París, donde se intenta cerrar un acuerdo global contra el cambio climático, se sabía que habría que hacer piruetas en la redacción del texto. Entre los muchos problemas que están sobre la mesa está la imposibilidad, reconocida por EE UU, de firmar un acuerdo en el que legalmente se le obligue a un recorte concreto de emisiones de gases de efecto invernadero.

    Esto no quiere decir que la Administración de Barack Obama no esté dispuesta a reducirlas. Como otros 185 países, EE UU ha presentado ante la ONU un plan concreto. Se compromete a recortar sus emisiones entre un 26% y un 28% en 2025.


    El problema para la Administración de Obama reside en que no puede asumir —entre otras cosas, porque no controla el Senado— que los objetivos de ese plan de recorte figuren como "legalmente vinculantes" en el acuerdo de París. Del borrador del pacto sobre el que se trabajaba este miércoles se había eliminado el artículo que hacía referencia a esa vinculación de los planes nacionales.

    "Hace tiempo se sabía que el único aspecto que no podía ser legalmente vinculante eran las contribuciones nacionales", explica Teresa Ribera, directora del Instituto de Desarrollo Sostenible y Relaciones Internacionales de París. Era un problema para EE UU, pero también para China e India, añade Ribera.

    Pero la Unión Europea había fijado como línea roja que los objetivos de recorte —que cada país ha presentado voluntariamente— figuraran como vinculantes. Miguel Arias Cañete, comisario europeo de Clima y Energía, reconoce que esa batalla está prácticamente perdida. Pero sostiene que "a cambio" se ha conseguido que EE UU apoye que figuren en el texto metas intermedias de recorte mundiales en 2050 —algo que no gusta a China y los países petroleros— y que los esfuerzos de cada país se revisen cada cinco años para lograr que la temperatura media del planeta en 2100 no aumente más de dos grados respecto a los niveles preindustriales. Con los planes que han presentado ya 186 países (solo faltan nueve por hacerlo de los 195 que están negociando en París), la temperatura en 2100 aumentaría alrededor de tres grados. De ahí, la importancia de las revisiones al alza cada cinco años de los esfuerzos, algo que sí figura en el borrador de este miércoles. En el texto se apunta también a la posibilidad de bajar la meta a 1,5 grados.

    Posiciones más claras

    Del borrador se han limpiado muchos corchetes y las posiciones están más claras. Pero la discusión más importante sigue latente: la "diferenciación", por la que son los países desarrollados los que deben asumir la mayor parte de las obligaciones contra el cambio climático. Si se sigue a rajatabla la convención marco de la ONU sobre cambio climático, China e India no estarían dentro de los Estados obligados a asumir los mayores esfuerzos en reducción de emisiones y en financiación. Esa convención es de 1992 y en el listado de países desarrollados no aparecían estas dos economías, que hoy están entre los cuatro países más contaminantes del mundo.

    EE UU y Europa quieren que la diferenciación se vaya diluyendo. Pero China intenta mantenerla, por ejemplo, en los mecanismos de control y revisión de los recortes de emisiones. Europa, según Arias, aspira a que en un plazo de cinco a 10 años los controles sean iguales para todos. "Para frenar el cambio climático no pueden luchar solos los países desarrollados, que ahora representan solo el 35% de las emisiones", dice.

    El otro problema, también ligado a la diferenciación, es el de la financiación que se debe aportar para que los países más pobres puedan adaptarse. Los desarrollados admiten que están dispuestos a poner 100.000 millones de dólares en 2020. Pero a partir de entonces quieren ampliar la base de donantes y que aporten todos los países "en condiciones de hacerlo". Pero la ministra sudafricana de Medio Ambiente, Edna Mowo Bolema, ha afirmado este miércoles que la "diferenciación" debe continuar en financiación y en transferencia de tecnología. Habló en nombre del grupo G77 más China, que agrupa a alrededor de 130 naciones.

    Nueva alianza

    Tras presentarse el borrador del acuerdo, la Unión Europea, Estados Unidos, México, Colombia y varias decenas de países desarrollados y en desarrollo anunciaron una alianza en París para lograr un acuerdo "ambicioso". Con este acto, se pretendía romper con la imagen de otras cumbres, en la que parecía que todo se reducía a un enfrentamiento entre países desarrollados y pobres. En la cumbre de Copenhague, en 2009, este enfrentamiento entre los dos grandes bloques fue una de las razones que hizo fracasar el acuerdo. "Esto ya no es un enfrentamiento entre ricos y pobres, sino entre los que quieren actuar y no", indica un diplomático europeo que está encima de las negociaciones.

    "Somos tanto países grandes como pequeños, ricos como pobres, y no vamos a aceptar un acuerdo que no cumpla su cometido", ha afirmado el comisario europeo de Clima y Energía, Miguel Arias Cañete, tras anunciar el acuerdo.
    referencia: http://internacional.elpais.com/inte...96_957902.html

  10. #19
    Fecha Ingreso
    diciembre-2010
    Ubicación
    Madrid-Burgos
    Mensajes
    2.569
    Thanks
    2.398
    Thanked 1.757 Times in 822 Posts
    Poder de Credibilidad
    66

    Predeterminado

    Cita Iniciado por termopar Ver Mensaje
    Parece que hay fumata blanca
    ¿Pero es que tambien ahí se dedican a contaminar la atmósfera con humos? No tenemos remedio.
    "Cuando el mundo esté preparado y una nueva vida renazca, gozarán de mis actuales descubrimientos"
    (Capitán Nemo. 20.000 leguas de viaje submarino. Julio Verne)

  11. #20
    Fecha Ingreso
    diciembre-2014
    Ubicación
    Santo Ángel (Murcia)
    Mensajes
    570
    Thanks
    19
    Thanked 111 Times in 53 Posts
    Poder de Credibilidad
    28

    Predeterminado

    Me hace gracia que ahora han cambiado el discurso de calentamiento global, a cambio climático, que como todos sabemos puede producir tanto frío como calor y tanto sequía como inundaciones o todo lo contrario a lo anterior... Así seguro que no se falla.
    Por cierto, me hubiera gustado ver como se hubiera podido producir la revolución industrial con estos iluminados de políticos de gobernantes... Todavía iríamos en carretas de caballos.
    Lo que no se dan cuenta es que todas estas medidas a quienes más perjudican es a los paises en desarrollo que no se pueden permitir el lujo de ser "guays" como los europeos. Me apena ver que EEUU también está cayendo en la misma retórica ambientalista.
    En la ribera del Tajo nací, en la ribera del Segura vivo.

    "Que ni una gota de agua llegue al mar sin antes cumplir su función económica"-Ley de Gasset de 1911

Marcadores

Normas de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •