Mostrando resultados del 1 al 2 de 2

Tema: Por qué verter un litro de aceite usado contamina 1.000 litros de agua potable

  1. #1
    Fecha Ingreso
    diciembre-2010
    Ubicación
    Madrid-Burgos
    Mensajes
    2.564
    Thanks
    2.388
    Thanked 1.752 Times in 819 Posts
    Poder de Credibilidad
    62

    Predeterminado Por qué verter un litro de aceite usado contamina 1.000 litros de agua potable



    En España, se estima que dos tercios de este residuo acaba en las alcantarillas, de manera que ocasiona diversos perjuicios: atascos en tuberías, trabajo extra para las plantas de tratamiento de aguas residuales -lo que incrementa su factura, que pagamos todos-, contribuye a la reproducción de bacterias potenciales nocivas en las tuberías con el consiguiente aumento de plagas urbanas y a la generación de malos olores en las casas. Se estima que cada consumidor genera al año unos cuatro litros de aceite doméstico usado. En total, España mueve unos 180 millones de litros de aceite vegetal usado anuales.

    Si este residuo llega a los ríos, se forma una película superficial que afecta al intercambio de oxígeno y perjudica a los seres vivos del ecosistema. Hemos oído muchas veces que 1 litro de aceite contamina 1000 litros de agua, pero ¿somos conscientes realmente de lo que esto implica?

    El principal problema reside en la contaminación de las aguas residuales urbanas. La grasa, debido a su característica aglutinante, genera bolos que producen importantes atascos en las cabeceras de las canalizaciones de la red de aguas residuales. Estos bioresiduos son caldo de cultivo para la multiplicación de gérmenes que inciden negativamente en la salud de la población.
    Cómo se recicla el aceite usado actualmente

    Los puntos limpios son instalaciones públicas pensadas para depositar residuos domésticos contaminantes, como el aceite, pero requieren el esfuerzo del consumidor por desplazarse a ellos, ya que en general hay pocos y un tanto alejados de los núcleos urbanos.

    Otra opción más cercana y práctica para el consumidor son los contenedores urbanos. Algunos municipios cuentan con ellos aunque no todos lamentablemente. Los consumidores tienen que guardarlo en unos envases cerrados que pueden ser de varios tipos. En algunos casos, el propio consumidor tiene que poner el envase (en general, botellas de plástico usadas) para llevarlo al contenedor. En otros casos, los responsables del reciclaje entregan envases de diversas cantidades para homogeneizar el sistema de recogida.
    Echar el aceite doméstico usado por el fregadero puede causar un importante impacto en el medio ambiente. En España, se estima que dos tercios de este residuo acaba en las alcantarillas, de manera que ocasiona diversos perjuicios: atascos en tuberías, trabajo extra para las plantas de tratamiento de aguas residuales -lo que incrementa su factura, que pagamos todos-, contribuye a la reproducción de bacterias potenciales nocivas en las tuberías con el consiguiente aumento de plagas urbanas y a la generación de malos olores en las casas. Se estima que cada consumidor genera al año unos cuatro litros de aceite doméstico usado. En total, España mueve unos 180 millones de litros de aceite vegetal usado anuales.
    Si este residuo llega a los ríos, se forma una película superficial que afecta al intercambio de oxígeno y perjudica a los seres vivos del ecosistema. Hemos oído muchas veces que 1 litro de aceite contamina 1000 litros de agua, pero ¿somos conscientes realmente de lo que esto implica?

    El principal problema reside en la contaminación de las aguas residuales urbanas. La grasa, debido a su característica aglutinante, genera bolos que producen importantes atascos en las cabeceras de las canalizaciones de la red de aguas residuales. Estos bioresiduos son caldo de cultivo para la multiplicación de gérmenes que inciden negativamente en la salud de la población.

    Pero ahí no queda todo. Cuando finalmente estos residuos llegan a las depuradoras de aguas residuales su eliminación física o química es además de costosa, generadora de otra fuente de contaminación.

    En el caso de los bolos de bioresiduo, el concentrado de grasas debe ser incinerado, con los elevados costes de transporte que conlleva trasladarlo a un gestor autorizado. Si son enterrados se convierten en un poderoso agente contaminante de las aguas subterráneas limpias existente en el subsuelo. Por otra parte, la eliminación química por agentes disolventes (detergentes), genera a su vez distintos subproductos que hay que reintegrar en la cadena de potabilización de aguas residuales.

    Independientemente de los elevados costes económicos de su eliminación en las depuradoras, no debemos olvidar el coste económico para los hogares de España, sufragados directamente por los ciudadanos. Tras el proceso de vertido incontrolado en los fregaderos de las cocinas, estos deben ser limpiados. Para ello se utiliza un importante volumen de litros de agua potable, bien escaso y caro, que ha de ser calentada con el consiguiente gasto energético, gasto al que hay que sumarle el del detergente. Esta actividad de limpieza está valorada en 40 € por hogar y año. Es decir, para los 5.000.000 de hogares existentes en España, obtenemos un resultado de 600.000.000 euros invertidos en una tarea absurda que se podría evitar. Más preocupante es el volumen de agua potable necesario para este proceso limpiador que alcanza la cifra de 1.500 millones de litros anuales.

    Esta contaminación se puede evitar con el reciclaje, una práctica ecológica que en el caso del aceite usado tiene muchas posibilidades y beneficios. Industrias tan diversas como la química, la cosmética o la farmacéutica se aprovechan de este residuo para elaborar abonos, barnices, cera, cremas, detergentes, jabones, lubricantes, pinturas, velas, etc. No hace muchos años se aprovechaba en las casas para elaborar jabón casero. Hoy en día, los partidarios de una limpieza ecológica en el hogar adquieren este tipo de jabones o los hacen ellos mismos.
    Cómo se recicla el aceite usado actualmente

    Los puntos limpios son instalaciones públicas pensadas para depositar residuos domésticos contaminantes, como el aceite, pero requieren el esfuerzo del consumidor por desplazarse a ellos, ya que en general hay pocos y un tanto alejados de los núcleos urbanos.

    Otra opción más cercana y práctica para el consumidor son los contenedores urbanos. Algunos municipios cuentan con ellos aunque no todos lamentablemente. Los consumidores tienen que guardarlo en unos envases cerrados que pueden ser de varios tipos. En algunos casos, el propio consumidor tiene que poner el envase (en general, botellas de plástico usadas) para llevarlo al contenedor. En otros casos, los responsables del reciclaje entregan envases de diversas cantidades para homogeneizar el sistema de recogida.
    En resumen, los beneficios ambientales del reciclaje del aceite doméstico son:

    Eliminación de un residuo altamente contaminante del agua.
    Reutilización del agua depurada.
    Abaratamiento en la depuración de aguas residuales.
    Reducción en la degradación y obstrucción de los sistemas de saneamiento.
    Disminución de la probabilidad de proliferación de microorganismos dañinos para la salud.
    Reducción de la dependencia energética con el exterior.


    Fuente: iagua
    "Cuando el mundo esté preparado y una nueva vida renazca, gozarán de mis actuales descubrimientos"
    (Capitán Nemo. 20.000 leguas de viaje submarino. Julio Verne)

  2. 1 usuario te da las Gracias por el Mensaje:

    ramon (31-may-2015)

  3. #2
    Fecha Ingreso
    diciembre-2010
    Ubicación
    Madrid-Burgos
    Mensajes
    2.564
    Thanks
    2.388
    Thanked 1.752 Times in 819 Posts
    Poder de Credibilidad
    62

    Predeterminado En Vizcaya, eliminar el aceite usado del agua cuesta 1,6 millones de euros al año




    El aceite usado tiene 5.000 veces más carga contaminante que el agua residual, con lo que un sólo litro contamina 40.000 litros de agua, el equivalente al consumo anual de una persona en su domicilio.
    El 88% del aceite vegetal no recogido para su correcta gestión es de origen doméstico y el 28% procede del canal HORECA –hoteles, restaurantes y cafeterías–.
    El coste de depurar el aceite usado que se vierte por el alcantarillado –para tratar de minimizar su impacto en el medio ambiente– es de 0,46€/l, esto es, 700 veces más elevado de lo que los usuarios pagan por el tratamiento de sus aguas residuales.


    El Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia ha presentado en Bilbao las conclusiones de un estudio que cifra en 1,6 millones de euros, el coste anual para tratar en las depuradoras los aceites usados de cocina que se vierten por el fregadero y/o wc, –una media de 3,5 millones de litros al año en Bizkaia– y que pueden ocasionar un importante impacto ambiental si llegan al medio natural, además de problemas de funcionamiento en las redes de saneamiento, con atascos y desbordamientos por las llamadas ‘bolas de grasa’.

    El informe titulado “Aceites usados de cocina. Problemática ambiental, incidencias en redes de saneamiento y coste del tratamiento en depuradoras” ha sido realizado por Iñigo González Canal y José Antonio González Ubierna, ambos técnicos pertenecientes al Área de Vertidos del Consorcio de Aguas, y se enmarca dentro de la línea de trabajo promovida por la entidad para tratar de buscar soluciones y sensibilizar a la población, ante la irrupción en los últimos años, de nuevos elementos contaminantes en las aguas residuales domésticas, como pueden ser toallitas húmedas o químicos procedentes de medicamentos y cosméticos.

    El aceite vegetal tiene un gran uso en hogares, hostelería y restauración, con un consumo medio estimado en 12,8 litros por persona y año, esto es, unas 580.000 toneladas de aceite anuales en todo el Estado. Una parte importante de estos aceites se utilizan en el proceso de fritura donde sufren cambios y alteraciones químicas que hacen necesario su desecho. La correcta gestión de los aceites usados de cocina pasa por su entrega a empresas gestoras autorizadas, donde tras los oportunos tratamientos se obtiene una materia prima para la producción, principalmente, de biodiesel.

    Un litro de aceite usado contiene aproximadamente 5.000 veces más carga contaminante que el agua residual/fecal, pudiendo llegar a contaminar 40.000 litros de agua

    Si de forma inadecuada, los aceites usados de cocina se vierten por el fregadero o el inodoro, son una fuente de contaminación de cauces fluviales, acuíferos, lagos y mares, causan problemas en las redes de saneamiento y sobrecostes en las Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR). Y es que, un litro de aceite usado contiene aproximadamente 5.000 veces más carga contaminante que el agua residual/fecal, pudiendo llegar a contaminar 40.000 litros de agua, que es equivalente al consumo de una persona en un año.

    Además, en las redes de saneamiento, los aceites usados, al unirse con restos de detergentes y jabones de uso doméstico, forman las denominadas ‘bolas de grasa’ capaces de generar atascos en colectores, lo que ocasiona un incremento en el presupuesto de mantenimiento de las canalizaciones y equipos de saneamiento.

    Por otro lado, cuando estos aceites usados llegan a las estaciones de tratamiento, debido al alto contenido de materia orgánica, encarecen el proceso de depuración. En este sentido, teniendo como referencia los costes de explotación en la EDAR de Galindo-Sestao, se estima que la depuración de un litro de aceite vegetal usado tiene un coste de 0,46 €. Comparando con el precio medio de la tasa de saneamiento en el Estado, la depuración de un litro de aceite es 700 veces más cara que lo que paga un ciudadano por el tratamiento de su agua residual.
    Contenedor naranja

    En general, el término grasa incluye todos los triglicéridos y se relaciona con los productos lipídicos de origen animal y otros minoritarios de origen vegetal, mientras que aceite se refiere a los lípidos de origen vegetal, independientemente del estado líquido o sólido que adquieran según la temperatura ambiental o su punto de fusión.

    En el caso concreto de la provincia de Bizkaia, la empresa gestora de aceites usados, RAFRINOR, S.L. de Ortuella, dispone de datos bastante precisos sobre la producción de aceites procedentes de las dos fuentes principales de generación: el domiciliario y el canal HORECA (hoteles, restaurantes y cafeterías). Según estos datos relativos a 2014, en Bizkaia se producen en el ámbito dóméstico entre 2-4 litros por habitante al año, con una media para el conjunto del territorio histórico de 3.470.000 litros al año, de los que la empresa gestora de referencia recogió el 12%. El restante 88% se ha vertido de forma inadecuada a la red de saneamiento.

    El porcentaje de recogida se incrementa de forma notable entre los profesionales de hostelería, con un 72% del subproducto correctamente gestionado en 2014. Pese a ello, según los datos recogidos en el informe, quedarían sin recoger entre ambas vías, y por tanto se vierten a la red de saneamiento 3.477.000 litros/año, el 69% del total de aceites usados en Bizkaia, que supera los cinco millones de litros anuales.

    A la vista de estos datos, el estudio del Consorcio de Aguas concluye que hay un importante margen de mejora en la recogida del aceite usado, especialmente en el procedente del ámbito doméstico, aunque esto requiere la colaboración e implicación de todas las administraciones para promover entre la ciudadanía el uso generalizado del contenerdor naranja.

    Según señala el estudio, el aceite usado contiene aproximadamente 5.000 veces más carga contaminante que el agua residual que circula por las alcantarillas y redes de saneamiento. La liberación de aceites y grasas al medio acuático, como sustancias hidrófobas de menor densidad, además de provocar un impacto estético, aportan otros contaminantes que afectan al intercambio gaseoso. Así, estas sustancias, una vez entran en el medio acuático, se difunden por la superficie reduciendo la oxigenación aire-agua y la actividad fotosintética, ya que absorbe la radiación solar, disminuyendo así, además, la producción interna de oxígeno disuelto.

    El estudio del Consorcio de Aguas concluye que hay un importante margen de mejora en la recogida del aceite usado

    Atendiendo a las características físico-químicas del aceite usado, y teniendo en cuenta la normativa para devolver al medio ambiente el agua tratada en depuradora, un litro de este residuo requiere 27.200 litros de agua para alcanzar una DQO (Demanda Química de Oxígeno) de 125 mgO2/litro; 1.300 litros de agua para conseguir llegar a 35 mg/l de SST (Sólidos en Suspensión Totales) y 40.000 litros de agua para que la concentración de aceites y grasas sea 20 mg/l. Es por todo ello, que el estudio impulsado por el Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia concluye que un litro de aceite usado puede llegar a contaminar 40.000 litros de agua.
    Principales datos (2014)

    Datos facilitados por la empresa gestora de aceites usados, RAFRINOR, S.L. (Ortuella) sobre la producción de aceites en Bizkaia:

    Aceite usado doméstico:
    Producción por habitante y año: 2 - 4 litros/hab. año
    Producción calculada sobre la media: 3.470.000 litros/año
    Recogido por RAFRINOR, S.L. y otros: 432.000 litros/año (12% de la producción calculada sobre la media)
    No recogido. Se vierte: 3.038.000 litros/año (88% de producción calculada sobre la media)
    Aceite usado en el canal HORECA:
    Producción total aproximada: 1.593.000 litros/año
    Recogido por RAFRINOR, S.L. y varios: 1.154.000 litros/año (72% de los 1.593.000 litros/año)
    Producción sin recoger y, por tanto, vertida: 439.000 litros/año (28% de los 1.593.000 litros/año)

    Por tanto, la suma del aceite usado doméstico y del canal HORECA presenta los siguientes datos globales para Bizkaia:

    Producción total aproximada: 5.063.000 litros/año
    Recogido: 1.586.000 litros/año (31% de los 5.063.000 litros/año)
    Sin recoger y, por tanto, vertido: 3.477.000 litros/año (69% de los 5.063.000 litros/año)
    Fuente: iagua
    "Cuando el mundo esté preparado y una nueva vida renazca, gozarán de mis actuales descubrimientos"
    (Capitán Nemo. 20.000 leguas de viaje submarino. Julio Verne)

Marcadores

Normas de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •