Mostrando resultados del 1 al 4 de 4

Tema: 110 tramos fluviales de la provincia de Burgos tienen riesgo significativo de inundación

  1. #1
    Fecha Ingreso
    diciembre-2010
    Ubicación
    Madrid-Burgos
    Mensajes
    2.563
    Thanks
    2.388
    Thanked 1.744 Times in 818 Posts
    Poder de Credibilidad
    61

    Predeterminado 110 tramos fluviales de la provincia de Burgos tienen riesgo significativo de inundación

    La gran mayoría se ubica en la cuenca del Ebro, con 40 áreas de peligro potencial, entre ellas las de Miranda, Frías y Briviesca. En el Duero afectan a Burgos capital, Aranda y Lerma
    Burgos - domingo, 8 de febrero de 2015

    Los mayores siempre dicen que el agua acaba recuperando su sitio. Que por mucho que el hombre se empeñe en construir presas, en dragar los cauces o en construir urbanizaciones en las vegas, al final las crecidas regresan por donde siempre fueron y la naturaleza nos da un toque de atención y de paso una lección de humildad.
    Hace una semana el río Ebro volvió a demostrar que, cuando la lluvia y la nieve quieren, las crecidas mandan sobre lo que se las ponga por delante. Y eso que, en teoría, disponemos de más información que nunca para poder adivinar hasta dónde llegarán las aguas cuando las circunstancias se compliquen.
    Desde hace más de tres años tanto la Confederación Hidrográfica del Ebro como la del Duero, cuyas cuencas dominan casi a partes iguales el territorio burgalés, disponen de un listado cartografiado de áreas con riesgo potencial significativo de inundación. Y un recuento superficial basta para detectar alrededor de 110 tramos fluviales con peligro medio o alto distribuidos por los cuatro puntos cardinales de la provincia.
    Partiendo de estudios históricos que se remontan a las crecidas de muchos siglos atrás y sumándolos cálculos teóricos y mediciones hidráulicas para establecer las crecidas cíclicas de cada 10, 100 y 500 años las confederaciones establecen riesgos de nivel bajo, medio y alto, que después aplican con colores sobre los mapas fluviales. Y así, el de la provincia de Burgos queda salpicado por más de un centenar de rayas verdes, naranjas y rojas que indica el nivel de riesgo.
    Ojo. «Todo lo colindante con el cauce trae riesgo», advierte Marisa Moreno, jefa de Hidrología y Cauces de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE). Pero dentro de esa peligrosidad hay grados, y las poblaciones afectadas deberían tener mucho más en cuenta lo que las atañe a ellas.
    De hecho, tal y como explica Moreno, los criterios para la clasificación de los tramos incluyen el factor determinante de la exposición y la vulnerabilidad. Es decir, si existen bienes que pueden resultar dañados, y evidentemente en el caso de las poblaciones esto se da con mayor frecuencia que en los tramos que atraviesan zonas no urbanizadas.
    A la primera fase de identificar las áreas con riesgo potencial de inundaciones se pasó, según detallan en la CHE, a la elaboración de mapas con mucho más detalle y precisión. Y a partir de estos surgieron las zonas de riesgo todavía más detalladas que incluso permiten acercarse desde la visión cenital hasta cada localidad y allí calcular la población y los bienes económicos teóricamente afectados por una hipotética riada, partiendo de los censos del Instituto Nacional de Estadística.

    En fase de remate. Todo esto concluyó en 2013 y ahora, un bienio después, las confederaciones se hallan inmersas en el remate de todo ese trabajo previo mediante un Plan de Gestión del Riesgo de Inundaciones. En el caso del Ebro el documento está en fase de información pública y se prevé que esté listo a finales de este año.
    «Con él intentamos hacer una labor de prevención para prevenir antes que curar, de divulgación para que lo conozca cuanta más gente mejor, de protección no solo medidas estructurales sino mediante sistemas de alerta temprana, de preparación en coordinación con Protección Civil para casos de evacuación o avisos a la población, y también de medidas post avenida de recuperación y de aprendizaje partiendo de lo que haya ocurrido».
    Precisamente ahora sería el momento perfecto para sacar conclusiones sobre las riadas de los días 31 de enero y 1 de febrero. A la vista de lo que ocurrió en poblaciones como Miranda de Ebro, anegadas por la fuerza de las aguas, podrían implementarse medidas como un sistema de avisos que funcione mejor y de forma más ágil que los actuales, la prohibición de aparcar en zonas inundables cuando existan riesgos, la preparación de parapetos o cuestiones tan de sentido común como el resguardo de bienes de valor tanto de las viviendas como de los comercios que puedan resultar potencialmente afectados.
    «Se han hecho muchas barbaridades», admite la jefa de Hidrología y Cauces de la CHE, a lo largo y ancho de la geografía española durante décadas de ignorar las avenidas periódicas. «Si nos fijamos bien veremos que la mayoría de los cascos históricos están fuera de la inundabilidad, mientras los crecimientos del último medio siglo han tendido a ocupar zonas llanas y más sensibles que al final sufren las consecuencias».
    El caso de Frías puede ser paradigmático. Mientras la vieja localidad fortificada se apiñó durante siglos en un alto, la extensión del pueblo se hizo acercándose al Ebro y el cámping que llevaba casi 40 años funcionando tenía como uno de sus grandes atractivos el estar asomado al cauce. Tanto que hace unos días las casas y caravanas flotaban.
    «Se nos olvida enseguida el terreno por el que va el río cuando crece, pero episodios como este último nos recuerdan que los cálculos responden a antecedentes y a riadas periódicas, que quizás no se vean durante una generación entera, pero que antes o después llegarán», subraya Marisa Moreno.
    Su advertencia es también una llamada a la humildad del hombre en cuanto al alcance de sus medidas. «Somos demasiado osados haciendo defensas que podrán paliarlas pero que llegado el momento no evitarán las avenidas». En Burgos capital, por ejemplo, las marcas en los soportales de la Plaza Mayor recuerdan que hubo un día en que las aguas se adueñaron del centro de la ciudad.
    Ahora existen, aguas arriba, dos presas que contribuyen a regular el Arlanzón y que hacen improbable que se alcancen aquellas cotas. Pero en los mapas ese tramo figura en rojo. Por algo es. Y no debería olvidarse.
    Fuente: http://www.diariodeburgos.es/noticia...ivo/inundacion
    "Cuando el mundo esté preparado y una nueva vida renazca, gozarán de mis actuales descubrimientos"
    (Capitán Nemo. 20.000 leguas de viaje submarino. Julio Verne)

  2. #2
    Fecha Ingreso
    diciembre-2010
    Ubicación
    Madrid-Burgos
    Mensajes
    2.563
    Thanks
    2.388
    Thanked 1.744 Times in 818 Posts
    Poder de Credibilidad
    61

    Predeterminado Miranda sigue construyendo en zonas con un elevado riesgo de inundarse

    Cada 25 años. La crecida demuestra que algunas recientes y futuras edificaciones están tan cerca de los cauces de los ríos que se verán afectadas por el agu
    Miranda - domingo, 8 de febrero de 2015

    Que Miranda lleve como apellido de Ebro dice mucho. Lo primero, que está construida junto al cauce, y en ocasiones, incluso en lo que antaño fue terreno ocupado por las aguas que los ciudadanos a lo largo de los siglos han ido ganando para sus intereses. Y no solo del Ebro, ya que la localidad tiene otros tres ríos que la rodean, como son el Oroncillo, el Bayas y el Zadorra, en algunos puntos formando penínsulas naturales que poco apoco han sido ocupadas por edificaciones (el ejemplo más evidente es el emplazamiento elegido para el polideportivo).
    La reciente riada lo demuestra cuando ha ocurrido que el agua del Ebro y de los otros afluentes ha ocupado el espacio que le corresponde, haciendo que el equilibrio entre naturaleza y civilización se rompa en favor de la primera.
    No obstante, las necesidades de crecimiento pasadas, y también las futuras, deben conjugarse con ese complicado equilibrio, y de hecho hay algunas recientes construcciones que a pesar de conocerse la posibilidad de inundación han seguido adelante, aplicando medidas correctoras para minimizar los afectos de las crecidas de los ríos, pero conscientes de que el agua, cada equis años, reclamará su espacio.
    Cierto es también que proyectos ya ejecutados y otros que aún solo están en el papel se han hecho con datos y cálculos erróneos, como ha quedado demostrado ahora y como ha asumido la Confederación Hidrográfica del Ebro esta pasada semana, explicando que no se había contemplado que la coincidencia de grandes caudales en los ríos Ebro, Bayas y Zadorra genera un efecto tapón de tales dimensiones que el agua se elevó 1,5 metros más de lo que la Confederación tenía estimado en su previsiones.
    Y 1,5 metros no es una desviación de cálculo cualquiera para no tenerla en cuenta de cara a la planificación urbanística futura, e incluso para la ya existente, ya que como se ha podido comprobar los daños ocasionados por este aumento no contemplado de la altura de los ríos son enormes, lo que podría motivar algunas actuaciones tendentes a minimizar los efectos.
    Un ejemplo claro es el polígono industrial de Ircio, que está en sus primeros años de andadura. Esta zona industrial que ocupa 2,5 millones de metros cuadrados de superficie se vio igualmente afectada por la crecida. El caudal del Ebro, unido al del Bayas y el Zadorra, que desembocan unos cientos de metros aguas arriba, anegó algunas parcelas de la superficie industrial (aún sin ocupar).

    Vial cortado. Es más, el recientemente construido vial de acceso al polígono, que discurre a ambos márgenes del río gracias a un nuevo puente sobre el Ebro, también se inundó, quedando cortado durante horas e imposibilitando su empleo como acceso alternativo a la ciudad en caso de una emergencia como la que se daba. También en Ircio se anegó la zona del polígono reservada para equipamiento deportivo, donde ha habido proyectos que no han cuajado, como el de levantar un campo de golf o la ubicación de nuevos campos de entrenamiento para el Mirandés, que de existir se habrían inundado.
    Además, es probable que la Confederación del Ebro deba variar sus previsiones tras lo ocurrido. En Ircio, ya en su día cuando se hizo el informe de inundabilidad, se marcaba que el polígono se planificó en uno de sus extremos en una zona inundable. De hecho un estudio recogía que «los terrenos situados entre el cauce del río Ebro y el trazado ferroviario Bilbao-Tudela tienen la condición de inundables en un período de retorno de los 100 años», por lo que se aportó como solución la elevación del terreno y que este periodo de inundabilidad fuera de 500 años.
    Pero tras lo ocurrido en la ciudad hace una semana los cálculos parecen no acertados, ya que el propio presidente del organismo de cuenca, Xavier de Pedro, explica que en base a lo analizado, ese efecto tapón y sus consecuencias puede tener un periodo de retorno de solo «25 años», lo que hace que el riesgo sea mucho mayor, al menos en lo que a temporalidad se refiere.
    Además de la zona de Ircio, donde en la ermita de San Roque el agua superó los 2,5 metros, otras zonas industriales y residenciales se vieron afectadas. El agua llegó a parte de las instalaciones de Montefibre, donde no hace muchos años se proyectó levantar una central térmica de ciclo combinado. También en al zona de Los Pinos hubo afección de las aguas, en parte en una zona en al que hay un proyecto para levantar un bloque residencial. En el expediente de hecho se recoge que a la hora de diseñarlo se ha tenido en cuenta la cercanía al río y las posibles crecidas, fijando dentro de la parcela la edificación en la zona más próxima a la calle Adoberas, que es la más lejana al río y que tiene una cota más elevada.
    Otro punto que linda con el cauce del Bayas, y que tiene al Ebro igualmente muy próximo, es el sector urbanístico denominado Miranda Sur, que ocupa la zona que va desde la avenida de Europa hasta el Bayas, zona denominada campas de Aciturri. Como ha demostrado esta reciente crecida, es otra de las zonas que podrían verse afectadas en caso de nuevas inundaciones, y más en particular en el tramo más próximo al Bayas, en el que se proyecta un parque, un aparcamiento y el nuevo campo de fútbol, estando la zona residencia (para 1.800 viviendas) algo más alejada de las riberas.

    Párking. En esa misma zona incluso el Ayuntamiento acaba de construir un nuevo aparcamiento para dar servicio a los usuarios del polideportivo, que también se inundó, y hay entre los proyectos a realizar en próximos años el de la construcción de una nueva piscina climatizada en el mismo complejo del polideportivo que tan afectado se ha visto por la última crecida.
    Otro ejemplo está en el Casco Viejo. Allí hay espacios que con las crecidas suelen inundarse por estar a una cota más baja que el resto de calles de la ciudad. La calle Eras de San Juan es un ejemplo, y allí no hace muchos años se levantaron nuevos bloques lindantes con el río en sustitución de las viejas pero singulares casas que durante décadas poblaron con sus balcones colgantes las riberas del Ebro.
    También en el Casco Histórico el Ayuntamiento ha proyectado una infraestructura singular, la del Museo de Miranda, que planificado en la manzana que conforma las calles San Francisco, Independencias y Tenerías tiene en su parte más baja un punto donde en la reciente riada el agua llegó a elevarse al menos un metro por encima de la calle Independencia.
    Más planes urbanísticos rondan zonas de probable afección de las aguas, como por ejemplo el ideado por la Junta de Castilla y León en la zona de La Arboleda y Los Linares, que quedó paralizado por la oposición vecinal pero que contemplaba la reordenación de la zona para posibilitar la construcción de 1.000 nuevas viviendas.
    Otras zonas, como la parte baja de la urbanización El Lago, están construidas casi a la misma cota que las aguas del río, en este caso el Zadorra, y aunque tiene importantes medidas de protección contra las crecidas, cuando llega una de grandes dimensiones como la última están condenadas a ver cómo las zonas de garaje y txoko se ven anegadas.
    Ante esta evidencia de haber ganado terreno a los ríos, y a otra no menos contundente como es que fenómenos naturales pueden generar avenidas de grandes proporciones, el camino para minimizar los efectos no solo está en las soluciones técnicas que permitan frenar los efectos de las crecidas, sino saber predecirlas con más garantías y aplicar de forma inmediata los protocolos de aviso y prevención necesarios.
    Fuente: http://www.diariodeburgos.es/noticia...esgo/inundarse
    "Cuando el mundo esté preparado y una nueva vida renazca, gozarán de mis actuales descubrimientos"
    (Capitán Nemo. 20.000 leguas de viaje submarino. Julio Verne)

  3. #3
    Fecha Ingreso
    marzo-2013
    Ubicación
    Madrid-Galapagar-Cáceres.
    Mensajes
    3.607
    Thanks
    853
    Thanked 1.634 Times in 1.097 Posts
    Poder de Credibilidad
    63

    Predeterminado

    A ver si así, los habitantes de la Península Ibérica, como bien sabían nuestros ancestros (y si no lo sabían, la selección natural ejercía su ley), ahora entienden que las zonas inundables se inundan.

    Saludos. Miguel.
    “No, salir, sale por c*j*n*s... Porque el Plan Hidrológico o sale en esta legislatura o no sale nunca. Porque pasan dos cosas: que tenemos mayoría y hemos perdido en Aragón. Yo se lo digo ahora que va a ser así. Esta vez sale por narices...En diciembre sale de las Cortes y entra a tramitarse la ley, que va a ser un paseo militar. Tenga usted la seguridad que el presidente ha dicho en el Consejo de Ministros.-estando yo- que esto salía por hu*v*s." (Jumilla. Septiembre 00)......
    CAÑETE DIXIT

  4. #4
    Fecha Ingreso
    diciembre-2010
    Ubicación
    Madrid-Burgos
    Mensajes
    2.563
    Thanks
    2.388
    Thanked 1.744 Times in 818 Posts
    Poder de Credibilidad
    61

    Predeterminado La CHE reconoce su mala previsión y el Ayuntamiento de Miranda de Ebro prepara su demanda

    Miranda - jueves, 12 de febrero de 2015

    Un informe «jugoso». La Confederación asume en un documento remitido al alcalde que la calidad de previsión de los niveles del Ebro fue «deficiente» porque no se tenía constancia de hasta qué punto iba a afectar el tapón del Zadorra

    El Ayuntamiento de Miranda ya ha comenzado a trabajar en la preparación de una demanda judicial contra la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) por responsabilidad patrimonial. Un procedimiento que será «global» y que no solo pedirá responsabilidades por los daños que el desbordamiento del río causó en bienes municipales, sino que representará también a «todos los ciudadanos que se hayan visto afectados». La solicitud se apoyará en datos, y se hará en base a un completo informe que el Consistorio está valorando encargar a un equipo especializado en temas hidrológicos de la Universidad de Burgos. La idea es realizar un contrainforme al documento que la CHE ha enviado argumentando los motivos de la crecida y defendiendo su actuación.
    El informe ratifica las justificaciones que ya dio la semana pasada en Miranda el presidente de la Confederación, acerca de que el efecto tapón generado por el Bayas y el Zadorra no había sido evaluado con anterioridad a esta riada y, por lo tanto, «no se hizo una buena previsión de niveles porque no se tenía constancia de lo importantes que podían ser los efectos de retención ejercidos por el Zadorra sobre el Ebro». Aun así, se añade que eran «conscientes» de que la sobreelevación del nivel del río era «bastante probable». También se reconoce que la calidad de previsión de los niveles fue «deficiente» (se preveían 5,20 metros de altura y se llegó a 6,95), explicando que éstos no pueden ser calculados por modelos matemáticos sino que se deducen por una tablas de gasto que ese día no eran válidas debido a una interferencia de los afluentes aguas abajo que dificultaba el desagüe.
    La CHE concluye en su informe que, a tenor de estas circunstancias, sus técnicos «no hayan podido identificar y cuantificar hasta la fecha la relevancia de la confluencia de las avenidas del Ebro y el Zadorra», recalcando además que la única avenida similar de la que se tiene constancia desde que existe el Servicio Automático de Información Hidrológica (SAIH), 1997, es la del 5 de febrero de 2003, época en la que los datos disponibles eran «de peor calidad que los actuales» porque también tenían menos medios para medir los caudales.

    Claves del contrainforme

    Analizado el documento de la CHE, el alcalde únicamente dijo que le parecía «jugoso», y que vistas sus explicaciones, siguen adelante con la presentación de una demanda judicial en la que incluirán datos que contradicen la versión dada por la Confederación. Es el caso, por el ejemplo, del tapón generado por el Bayas y el Zadorra que argumenta la CHE. «La distancia desde la unión del Bayas al Ebro y del Zadorra al Ebro es de un kilómetro. No confluyen los tres a la vez, y en un kilómetro la laminación que ellos dicen se tenía que haber difuminado. Este es uno de los argumentos que expondremos para demostrar que lo dicho aquí por el presidente de la CHE no se ajusta a la verdad».
    Desde Alcaldía se ha remitido además un escrito a la Subdelegación del Gobierno en el que se solicita la declaración de zona catastrófica o situación de emergencia, como se denomina ahora, para Miranda por las inundaciones pero también por las nevadas posteriores, que no hicieron sino agravar la situación. Se recuerda que además de los daños que sufrieron particulares, el río también anegó bienes municipales, como la Casa de Cultura y el polideportivo, lugar éste último donde se localiza la Estación de Clasificación y Descontaminación del PENBU, que también se ha visto «seriamente afectada».
    Si el Gobierno contempla para Miranda esta situación de emergencia, la ciudad podría acogerse a una serie de subvenciones contempladas en el Real Decreto 307/2005, independientemente de la intervención del Consorcio de Compensación de Seguros.

    Ayudas del gobierno

    Precisamente ayer la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, afirmó que, una vez que se evalúen los daños, están dispuestos a aprobar un Decreto-Ley para regular la aportación de fondos extraordinarios para paliar los efectos del temporal que, además de a esta zona, ha afectado a once comunidades. También el Senado aprobó por unanimidad una moción para que se agilicen las ayudas a las zonas afectadas por este último temporal.
    Fuente: http://www.diariodeburgos.es/noticia...repara/demanda
    "Cuando el mundo esté preparado y una nueva vida renazca, gozarán de mis actuales descubrimientos"
    (Capitán Nemo. 20.000 leguas de viaje submarino. Julio Verne)

Marcadores

Normas de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •