Mostrando resultados del 1 al 1 de 1

Tema: 1961: la gran riada del Ebro en el siglo XX

  1. #1
    Fecha Ingreso
    febrero-2009
    Ubicación
    Riudecanyes, Tarragona
    Mensajes
    8.393
    Thanks
    869
    Thanked 2.322 Times in 617 Posts
    Poder de Credibilidad
    161

    Predeterminado 1961: la gran riada del Ebro en el siglo XX

    Estos días el diario Heraldo de Aragón está publicando la serie "El Ebro que nos lleva", iré poniendo aquí algunos reportajes interesantes de la serie

    Cuentan quienes la vivieron que el agua podía tocarse con la mano desde el puente de Hierro.


    Cada año el río Ebro registra varias crecidas de caudal. La mayoría se consideran ordinarias: muy pocas quedan grabadas hoy día en la memoria de los zaragozanos. Sí pervive en el recuerdo, sin embargo, la riada de enero de 1961, la mayor del siglo pasado.

    En Zaragoza aquel año se estrenó con los ojos puestos en el río. Las noticias que llegaban desde Navarra el día de Nochevieja hacían temer lo peor a la población, como efectivamente sucedió en los días siguientes, en los que el Ebro llegó a alcanzar una altura de 6,5 metros en algunos puntos de la ciudad y hasta 2,5 kilómetros de anchura.

    En esta avenida la estación de Castejón registró un caudal de 4.950 metros cúbicos por segundo. Según los bomberos de Zaragoza se inundó "el 90% de la huerta zaragozana".

    Cuentan algunos zaragozanos que la vivieron que el agua casi llegó a cubrir por completo los ojos del puente de Piedra y que desde el puente de Hierro el agua podía tocarse con la mano.

    "Las crecidas en Zaragoza y su entorno se han debido siempre, mayoritariamente, a la sucesión de lluvias copiosas en la zona de la cabecera y a la fusión de las nieves de las montañas, o bien a una combinación de ambos factores", reza en el libro 'El Ebro desbordado. Una historia de las crecidas del río en Zaragoza' editado en 2011.

    En el caso de la crecida de 1961 la causa fue un intenso temporal de lluvia en la cuenca alta del río. En Zaragoza, el nivel del río crecía "hora a hora" y los servicios de emergencias y fuerzas de seguridad se esforzaban por levantar mecanismos de contención a las puertas de la ciudad, pero el tiempo apremiaba.

    Cuando el Ebro se tornó en un torrente embravecido, arrastró consigo todo lo que encontraba a su caso. Ante el peligro, centenares de familias de la margen izquierda tuvieron que ser desalojadas. En plena Navidad, en la ciudad se desató una ola de solidaridad con aquellas personas.

    Siempre que el Ebro baja con excesivo caudal, los zaragozanos tienen la costumbre de acercarse a los puentes y riberas a observar la inmensidad del río. En aquella ocasión, los curiosos se contaban por miles, tantos que la multitud incluso llegó a ser un problema para el trabajo de las emergencias.

    "El Ebro hecho mar", decían algunos de los periódicos de entonces. Y así pasó a la Historia la riada de 1961, a la que sucedieron intensos meses de trabajo para rehacer lo que las aguas habían desarmado a su paso.

    http://www.heraldo.es/noticias/espec...98841_313.html

  2. 3 usuarios te dan las Gracias por el Mensaje:

    F. Lázaro (12-jul-2014),HUESITO (12-jul-2014),suer (12-jul-2014)

Marcadores

Normas de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •