Con las lluvias casi torrenciales de los últimos dos días, ha subido enormemente el caudal del Águeda y esta tarde me acerqué a ver como estaba Irueña, a pesar de terminar helado y empapado ha merecido la pena, está impresionante el aliviadero. Aquí dejo unas fotos que como buenamente pude saqué esta tarde.







Saludos