Al cerebro de cierta gente, es difcil adivinarle sus ocurrencias.
Mucho ms entender el motivo de las mismas.

Saludos. Miguel.