Supongo que ya tod@ el mundo conoce del pésimo sabor a cieno del agua "potable" de Plasencia así como de los cercos azules que deja en nuestros baños, duchas, lavabos e inodoros.
Sr. Alcalde con lo que pagamos, creo que deberíamos de contar con un agua de cierta calidad en esta nuestra querida "ciudad".