http://www.iagua.es/

El Ministro de Agricultura, Alimentacin y Medio Ambiente, Miguel Arias Caete, ha calificado este martes de nefasta la herencia recibida en poltica de aguas y ha explicado que el panorama es, cuando menos, preocupante.

La situacin nos ha obligado a hacer una profunda reflexin y replantearnos las polticas desarrolladas por el anterior gobierno, para empezar a disear medidas adecuadas y eficientes, ha aadido.

En una interpelacin urgente de Joan Sabat, de la Entesa pel Progrs de Catalunya, Arias Caete ha manifestado que particularmente preocupante es el sistema de las desaladoras, que estaba llamado a sustentar el abastecimiento para consumo humano y riego agrcola a lo largo de la costa mediterrnea.

El ministro ha recordado cmo el plan de desaladoras supona la construccin de 51 instalaciones. En este momento 17 estn en explotacin y 15 en construccin. Se han invertido 1.664 millones de euros y, en estos momentos, precisamos de otros 762 millones de euros ms, si queremos que las 32 desaladoras iniciadas estn operativas.

"La inversin total sera de 2.426 millones, ha desgranado, para aadir que las 17 desaladoras operativas producen 111 hectmetros cbicos de agua desalada, es decir, un 16,45 por ciento del total de los 678 hectmetros cbicos que tenan que estar produciendo en la actualidad.

En cuanto a uno de los usos bsicos del agua desalada previsto en el plan, el regado, Arias Caete ha explicado que el coste de produccin por metro cbico es muy superior a lo que pueden soportar los costos del sector agrario; 1,1 euros/metro cbico, frente a los 0,30 euros/metro cbico como mximo.

Por tanto, ha proseguido el ministro, para hacer viable el uso de las desaladoras hay que acudir a una cadena de subvenciones encubiertas, porque, de lo contrario, los agricultores no demandan el agua de la desaladora. Es ms, algunas de las desaladoras ya terminadas, ni siquiera pueden entrar en servicio, al cien por cien, porque carecen de licencias, les falta conexin a la red de agua potable u otras razones, ha aadido.
Expedientes Sancionadores

En cuanto al incumplimiento de la Directiva 91/271 sobre depuracin de aguas residuales, la herencia no es mejor. Arias Caete ha recordado que las actuaciones del anterior Gobierno en esta materia estn recogidas en el Plan Nacional de Calidad de las Aguas. Su ejecucin est tan retrasada que ha dado lugar a dos procedimientos sancionadores: uno por depuracin de aguas residuales en zonas clasificadas por la Directiva como normales, y, otro, en zonas clasificadas como sensibles, ha explicado el ministro.

Arias Caete ha desgranado como en el primero de estos expedientes se nos exige la depuracin de 23 grandes ncleos urbanos de ms de 15.000 habitantes y de los cuales 11 ni siquiera han comenzado a construirse. En cuanto al segundo, el ministro ha informado que piden que Espaa construya 39 instalaciones depuradoras para minimizar los daos de efluentes urbanos en reas con una calidad ambiental que requieren de su clasificacin como zonas sensibles.

Por ltimo en materia de depuracin, Arias Caete ha avanzado que Espaa se encuentra a las puertas de otro expediente sancionador despus de que la Comisin haya enviado a Espaa requerimientos de informacin por la deficiente recogida de aguas residuales o mala depuracin en 912 aglomeraciones urbanas de entre 2.000 y 15.000 habitantes.
Problemas Financieros en las Sociedades de Aguas

En cuanto a los entes dependientes del Ministerio de Agricultura, Alimentacin y Medio Ambiente encargados de la gestin del agua en Espaa, en particular las sociedades de agua, Arias Caete ha vuelto a calificar la situacin de preocupante.

Estas sociedades de aguas se crearon para la ejecucin de obras hidrulicas de forma rpida y eficaz mediante encomienda de gestin y financiacin con recursos propios, aportaciones de capital del Ministerio, fondos de la Unin Europea, reversiones de los usuarios en forma de cnones y a travs de las tarifas por el uso de las infraestructuras.

El problema ha explicado Arias Caete- es que dos de las fuentes de financiacin no estn disponibles hasta que se acaban las obras y, en alguna sociedad, se han realizado inversiones por encima de los recursos propios; ms de 4.000 millones de euros, contando con 1.652 millones de euros y sin disponer de los ingresos de otras fuentes de financiacin. Todo esto supone dejar a las sociedades en una situacin que el derecho mercantil tipifica con toda nitidez. En este momento, se necesitan, a corto plazo, 800 millones de euros de financiacin para poner en explotacin algunas inversiones, ha aadido.
Planificacin Hidrolgica

Para el ministro Arias Caete, otro aspecto preocupante ha sido el proceso de planificacin hidrolgica de las demarcaciones hidrogrficas que se debera haber terminado en diciembre de 2009, segn la Directiva Marco del Agua.

El ministro ha explicado que para Espaa se han definido 25 demarcaciones: 16 intracomunitarias, cuya planificacin es competencia de las comunidades autnomas, y 9 intercomunitarias, en las que la responsabilidad planificadora es del Ministerio de Agricultura, Alimentacin y Medio Ambiente. En total 25 planes, de los cuales, hasta la fecha, slo se ha culminado uno de cuencas intracomunitarias, el de Catalua.

Los dems planes todava no estn aprobados. Por ese motivo, la Comisin Europea ha presentado una demanda contra Espaa en el Tribunal de Luxemburgo por incumplimiento en dos puntos relevantes: el plazo de aprobacin y la realizacin de un proceso de participacin pblica, ha explicado.

En este momento, Arias Caete ha recordado como Espaa es el pas ms atrasado de Europa en la aplicacin de la Directiva Marco del Agua. Si hubiera una sentencia condenatoria, tendramos sanciones econmicas. La no aprobacin de tales planes puede llegar incluso a comprometer inversiones realizadas con los Fondos Europeos o con fondos del Banco Europeo de Inversiones en materia de agua, ha dicho.

El anterior Gobierno no fue capaz de poner de acuerdo a todos estos actores y desbloquear la situacin que actualmente vive la planificacin hidrolgica, tanto en Espaa en general, como en las demarcaciones del Tajo, Jcar y Segura en particular, ha aadido.

Nuestro objetivo es tener revisados y terminados todos los planes de demarcacin hidrogrfica intercomunitarios en el mnimo plazo posible. Queremos tenerlos, si puede ser, antes de que termine el ao 2013. Nuestra intencin es apoyar a las comunidades autnomas en la redaccin y aprobacin de sus planes, ha aclarado Arias Caete.

El ministro ha avanzado que el proceso de planificacin se desarrollar en el marco del Pacto Nacional del Agua que se ha planteado, con el objetivo de asegurar el suministro de agua en suficiente cantidad y calidad, con el apoyo solidario de todas las comunidades autnomas.

Este pacto ser de larga duracin, tendr carcter estratgico y vertebrador para todo el territorio nacional. Resultado del mismo ser la propuesta de un nuevo Plan Hidrolgico Nacional que contemplar los acuerdos del pacto y materializar sus objetivos, recogiendo el trabajo desarrollado durante la aprobacin de los planes de cada una de las 25 demarcaciones existentes en Espaa, ha manifestado.
Depuracin y Reutilizacin

Arias Caete ha sealado como otro de los grandes retos del Ministerio el impulso de la reutilizacin del agua depurada en Espaa hasta alcanzar el volumen de 650 hectmetros cbicos/ao de agua reutilizada, pero sin olvidar el empleo de trasvases.

En este sentido, Arias Caete recuerda que los trasvases ya se emplean en la actualidad para garantizar el abastecimiento y dar de beber a miles de personas en Espaa, por lo que no puede suponer motivo de alarma para nadie.

As las cosas, el ministro ha recordado como ejemplos significativos de trasvases en Espaa el Acueducto TajoSegura, garanta del agua que se bebe en Albacete, Murcia, Alicante o Almera; el trasvase NegratnAlmanzora, y todos los del Ebro de los que se benefician cntabros y vascos (EbroBesaya, Alto de Tornos, desde el Cerneja, Cerneja Ordunte, Zadorra Arratia, Alzania Oria).

Tambin ha mencionado el trasvase JcarVinalop, construido por el Gobierno anterior, pero que todava no ha entrado en funcionamiento, y los que se realizan desde la cuenca del Guadiana a las Cuencas Atlnticas Andaluzas para garanta de Huelva y Sevilla. Catalua cuenta con los trasvases de SiuranaRiudecanyes para el abastecimiento de Reus, donde se trasvasan anualmente hasta 5 hectmetros cbicos al ao, y el trasvase del Ebro al Campo de Tarragona, donde se transfirieren hasta 70 hectmetros cbicos al ao, estando autorizados hasta 120.

La realizacin de trasvases entre cuencas en Espaa -ha concluido el ministro- es una prctica comn y una solucin satisfactoria para garantizar el agua que beben los espaoles. Se regula con una norma de mbito estatal: El Plan Hidrolgico Nacional, acordado entre todos y que establece todo tipo de garantas, especialmente ambientales, y en todas las cuencas afectadas.