D. P. torrevieja El primer movimiento de tierras ligado a la construccin de la planta desalinizadora se produjo en febrero de 2007, aunque la obra haba sido adjudicada en 2006. La Generalitat se opuso radicalmente a la construccin impulsada por el entonces gobierno socialista y sigui defendiendo el derogado proyecto del trasvase del Ebro. El entonces diputado autonmico del PP, Esteban Gonzlez Pons, calific la desalinizadora de Torrevieja como "la nuclear del mar", adems de asegurar que se realizaba en la zona de impacto del Parque Natural de las Lagunas, sin evaluacin ambiental. El entonces diputado provincial del PP Domingo Soler asegur que la ingesta de agua desalada provocaba "atrofia testicular".
El Ayuntamiento cerr una exposicin en el casco urbano sobre la obra e incluso una campaa de Acuamed de entrega promocional de agua desalada en las playas por "insalubre". El Tribunal Constitucional resolvi que era un proyecto de inters general y, por lo tanto, que la competencia para autorizarlo era Estatal ante las exigencias planteadas por la Generalitat. El grueso de la planta se acab en 2010. Pero el mismo conflicto entre el Gobierno y el Consell paraliz el visto bueno a la instalacin de los colectores de captacin y retorno del agua del mar casi dos aos. Discurren por el puerto, competencia de la Generalitat.
La llegada de Mariano Rajoy al ejecutivo a finales de 2011 desbloque las autorizaciones. El equipo de gobierno del PP ha ido modulando desde 2011 su visceral lenguaje en contra de la planta para pasar a valorar los beneficios de las obras de restitucin territorial, previstas desde 2007 y ligadas al mismo, como la reurbanizacin del barrio de San Roque. Y el debate sobre el impacto de las salmueras en el litoral ha desaparecido.
http://www.levante-emv.com/comunitat...ta/992285.html

Es gracioso ver como se cambia el discurso, y al final se hace lo evidente, lo sensato y lo que corresponde.
Caete, Pons y Soler se van a dar un atracn comindose sus palabras. Y tendrn la caradura de ahora afirmar todo lo contrario.

Saludos. Miguel.