Una de las actividades que se producían anualmente en el Mar Menor era el llamado "bol de golas" a mediados de septiembre.
Todos los pescadores de todos los pueblos ribereños se juntaban en la zona comprendida entre lo que hoy es la urbanización Veneciola y las salinas de San Pedro del Pinatar, la única zona que aún hoy es virgen de la antigua Manga, y allí hacían "boles" es decir extendían sus redes de cerco, llamadas pantasanas, y pescaban en competencia para ver quien capturaba más. Para facilitar las capturas se "empujaba" el pescado desde el Mar Mediterráneo hasta la encañizada y con ésta abierta se le dejaba ir hacia el Mar Menor donde era mayoritariamente capturado. Para que hubiese mucho pescado se mantenía sin coger el pescado de la encañizada varias semanas. Sólo se hacía un día al año y era muy bullicioso y concurrido.
Una lástima que se haya perdido esa tradición hace años. Lo mismo que las encañizadas.