Mostrando resultados del 1 al 2 de 2

Tema: Vida entre la basura

  1. #1
    Fecha Ingreso
    enero-2010
    Mensajes
    740
    Thanks
    9
    Thanked 91 Times in 23 Posts
    Poder de Credibilidad
    54

    Predeterminado Vida entre la basura



    Investigación medioambiental en embalses del Duero
    Vida entre la basura
    Iberdrola estudia la interrelación de las aves, los peces y el plancton en Villalcampo y Castro


    J. A. GARCÍA.
    Los embalses de Villalcampo y Castro presentan unas condiciones hidrológicas y medioambientales tan especiales que Iberdrola ha decidido estudiar ambos escenarios para ahondar en el conocimiento ecológico de sendos enclaves fluviales.

    Es de resaltar que Villalcampo recibe las aguas de una cuenca de drenaje que suma 63.080 kilómetros cuadrados de superficie, que genera caudales todavía mal depurados que pueden acercarse, en fechas torrenciales, a los 10.000 metros cúbicos de agua por segundo, y que estas avenidas son capaces de aportar en su marcha lo impensable. De ahí que Villalcampo almacene un volumen de residuos orgánicos e inorgánicos insólito e ingente.



    Y es de resaltar también que las toneladas y toneladas de basura flotante no se adentran en el cañón y procesionan por el Parque Natural Arribes del Duero porque quedan acantonadas contra el dique de la presa, donde al final de cada temporada el asombroso cuadro de malezas y porquerías llega a extenderse por una superficie de varias hectáreas. Villalcampo resulta así uno de los mayores vertederos fluviales del país, y por tanto es calificarlo como un embalse estratégico.

    Semejante flujo de arrastres obliga a la compañía eléctrica a retirar todos los años decenas y decenas de camiones de gran tonelaje colmados hasta los topes con el abundante material sólido acumulado contra la presa.

    El proceso de descomposición de la materia aportada por el río, la nitrificación y la oxidación del hierro, y otros elementos nocivos también presentes en la casa, añaden por su consumición de oxígeno su desgracia al estado saludable del embalse, y con ello a la fauna piscícola, que a veces sufre episodios de mortandad. Por contra, existe otro proceso de fotosíntesis y de regeneración de agua, donde entran en juego las turbinaciones de otras presas, que favorecen la oxigenación y la vida.

    El propio vertedero en que se convierte Villalcampo supone además el reflejo de una sociedad descuidada, que todavía vierte sin miramientos a los ríos desperdicios y enseres sin reparar en sus efectos o consecuencias.

    Y como ocurre en tierra, semejante acopio residual atrae a una variopinta avifauna y a distintas especies de peces, insectos y batracios.

    Esta conjunción de aguas y elementos conforman un mundo interrelacionado, habitado por especies de muy diferente naturaleza. Es pues el embalse de Villalcampo un mundo vivo y un cementerio. Y con tanta materia orgánica suspendida, sedimentada o disuelta una caja de pandora.

    El proyecto de estudio ecológico del entorno de los embalses de Villalcampo y Castro (Embeco), según explica Iberdrola, «comenzó a finales del año 2009 y tiene previsto terminar a finales de 2011». Los promotores señalan, respecto a la iniciativa, que «los embalses son áreas de incidencia sobre la fauna de vertebrados, invertebrados y algas».

    El criterio adoptado «es utilizar dos años hidrológicos completos para estudiar el comportamiento de dichas especies». Embeco es un proyecto encaminado a averiguar qué papel juegan en los referidos embalses «tres grupos de organismos interrelacionados; aves, peces y plancton, relacionando estos grupos con los parámetros abióticos de cada embalse y su régimen hidrológico».

    La Universidad de Salamanca, en el marco de la Cátedra de Iberdrola, es la encargada de desarrollar el estudio, que llevan adelante investigadores del Departamento de Biología Animal-Zoología y Ecología.

    El profesor Salvador J. Peris, que ejerce de coordinador, es el encargado de analizar el área de las aves; Moisés Pescador el mundo de los peces, y Ana Negro y Javier Morales el campo del plancton y fitoplancton.

    El objetivo de este estudio, según especifica la compañía eléctrica, «es conocer los ritmos biológicos de los dos embalses. Por un lado, conocer las especies de peces y productoras (plancton) así como el papel de los embalses como zonas de refugio /alimentación invernal de aves. Y por otro lado, establecer criterios de calidad del agua para los peces y evaluar su uso como bioindicadores ambientales de la contaminación».

    Durante el estudio se está investigando tanto cualitativamente como cuantitativamente sobre estas especies. Dicha investigación se está llevando a cabo «con una sectorización de ambos embalse y tomando muestras que son analizadas en laboratorio».

    El resultado del primer año de investigación, informa Iberdrola, «nos dice que las aves dominantes en estos dos embalses son la garza real (Ardea cinerea), el azulón (Anas platyrhynchos), el cormorán (Phalacrocórax carbo) y dos especies de gaviotas (Larus ridibundus y L. cachinans). En cuanto a los peces destaca la alta presencia de percasol, de alburno y de carpa.



    Se apunta, además, que «durante el presente año y hasta finalizar la investigación se compararán los resultados con otros datos obtenidos en otras zonas húmedas y embalses de la región. Asimismo, se hará un seguimiento poblacional de las principales especies observadas para determinar si se trata de un fenómeno concreto o compartido en otras zonas peninsulares. También se estudiará el material flotante (residuos vegetales) y su relación con aves, incluyendo la colecta de insectos».

    En cuanto al plancton se ha hecho un seguimiento de comunidades fito y zooplanctónicas en ambos embalses a través de diferentes puntos de muestra así como en diferentes profundidades. El principal aspecto a destacar es que en ninguna de las tres estaciones de muestreo hubo grandes desarrollos de cianobacterias (bacterias capaces de realizar fotosíntesis oxigénica). Por otro lado, se hallaron grandes poblaciones de protozoos. Este año la investigación se centrará en averiguar cuáles son las consecuencias de esta existencia.

    El investigador Moisés Pescador afirma que «es pronto para las conclusiones», pero de sus entresacas ha comprobado, por ahora, que el percasol y el alburno moran «como especies invasoras». Por referencia de los pescadores tradicionales está en condiciones de afirmar que «la boga está prácticamente extinguida desde hace cinco o seis años». Otra de sus observaciones «es que hay poco barbo».

    Salvador J. Peris repara en la afluencia de basura orgánica e inorgánica, de restos vegetales e incluye la aparición de cadáveres de terneros y, por desgracia, de los muchos restos de plásticos que aglutina Villalcampo. Pone de manifiesto que «estos residuos tienen peso para determinadas aves pequeñas como lavanderas y currucas», y para otras de mayor peso y dimensión como «garzas y cormoranes, que los utilizan como punto de caza y pesca». Apunta que estas zonas flotantes son colonizadas igualmente por plantas acuáticas que son elegidas como refugios por ranas e insectos». Algo que es perceptible con solo ver y escuchar el jolgorio de protagonizan los batracios.





    Javier Morales Y Ana Negro centran su investigación en el mundo de las microalgas y seguirán además el rastro de la toxicidad, «que puede tener un origen microscópico, y que aparece algunas veces desencadenando episodios de mortandad». Morales explica que «la toxicidad se trasmite al plancton y al fitoplancton, que es comido por los peces y por las aves y trataremos de averiguar qué es lo que pasa en la cadena trófica».



    El desvelo medioambiental de Iberdrola por el embalse de Villalcampo no es nuevo. Lo demuestra la realización de otros análisis previos al presente estudio.

    El espíritu crítico de la sociedad por la ocupación de pueblos y el doloroso trasterramiento de sus poblaciones a consecuencia de la construcción de embalses -especialmente a partir de Riaño- removió las conciencias de las empresas hidroeléctricas e Iberdrola marchó entre las pioneras en ajustar sus proyectos a las nuevas realidades para armonizar la generación eléctrica con el derecho de las gentes a residir en sus patrias chicas. De paso fue más allá y, avanzando la década de 1980, adquirió el compromiso de apostar por el medioambiente, también cada vez más exigido por la sociedad.

    En lo tocante al embalse de Villalcampo, que entró en servicio en 1949, hace ya una veintena de años encargó a la Sociedad Limnos, de Barcelona, un estudio sobre las características físicas y químicas para conocer el comportamiento de este escenario fluvial. Entre otros datos, apuntó que «el agua se mantiene oxigenada durante todo el año, con concentraciones de oxígeno elevadas en invierno y primavera, y suaves en verano y otoño, con un descenso notable en verano, pero sin llegar a alcanzar un situación crítica».

    En 1996 Iberdrola procedió a realizar un estudio de la calidad de las aguas con la finalidad de analizar «la disminución del oxígeno disuelto en las aguas durante el periodo de estratificación térmica estival» y describir, además, «las medidas preventivas y o correctoras a fin de evitar una situación crítica en el embalse, en relación con la fauna piscícola».

    Existía entonces «preocupación» en la compañía eléctrica por los niveles de concentración de oxígeno disuelto en el agua, considero como «un elemento necesario para los sistemas biológicos de las aguas superficiales y una fuente para la autodepuración de los vertidos urbanos e industriales tratados».

    Se hace constar en dicho estudio que los embalses «afectan al oxígeno disuelto de las aguas superficiales, en mayor o menor grado, dependiendo de factores específicos del embalse como son la morfología, la tasa de renovación de agua, la cota de las tomas; y otros factores relativos a las aportaciones, a la carga de nutrientes, conductividad...»

    En la descripción del problema, se apunta a la época estival y a la estratificación que se da en los embalses de cierta profundidad, como es el caso de Villalcampo. En estos escenarios, la capa inferior, o hipolimnión, que está más en contacto con el sedimento «es donde existe la mayor tasa de consumo de oxígeno», de ahí la importancia de las turbinaciones para conseguir la renovación del líquido para evitar el progresivo agotamiento del oxígeno o la anoxia de toda la columna».

    Este embalse, emplazado en el término de Moral de Sayago, y catalogado como eutrófico, tiene un volumen de 65,5 hectómetros cúbicos (con capacidad útil de 42 Hm2) y se extiende por una superficie de 375 hectáreas, con una profundidad media de 17,5 metros y máxima de 39 metros. Ofrece una anchura de entre 150 y 300 metros y una longitud, hasta la presa de San Román, de 24,5 kilómetros.

    Iberdrola hace hincapié «en el efecto positivo» que tiene sobre la masa de agua más profunda las aportaciones de Ricobayo (que desemboca a 3,5 kilómetros de la presa y que son de mejor calidad que las del Duero), «para evitar la anoxia, a excepción de la zona que permanece por debajo de las tomas que alimentan las centrales donde la renovación es prácticamente nula y la anoxia da paso a la liberación de sustancias reducidas del sedimento como el metano».

    En el referido estudio se menciona a octubre «como el mes más crítico» para el oxígeno por la incidencia una serie de factores como son la menor concentración de oxígeno en el hipolimnión y la turbinación de Ricobayo que alimenta Villalcampo; porque hay una reducción de horas de la radiación solar en el embalse, que repercute en la fotosíntesis; y por el agotamiento de las reservas de oxígenos del cuenco fluvial. Es un situación que cambia con la llegada «de los frentes otoñales, la entrada de avenidas más frías y el descenso de las temperaturas».

    Alude al problema que supone la presencia de amoniaco no ionizado, «que es un producto altamente tóxico para los peces que puede ocasionar mortandades masivas». Se produce precisamente por la descomposición de la materia orgánica por microorganismos. El embalse de Castro se presenta «mezclado y oxigenado durante todo el año».
    La historia es un incesante volver a empezar. (Tucídides)

  2. #2
    Fecha Ingreso
    enero-2010
    Ubicación
    Ribeira Sacra
    Mensajes
    3.020
    Thanks
    277
    Thanked 509 Times in 99 Posts
    Poder de Credibilidad
    108

    Predeterminado

    Muy interesante este estudio, amigo Tescelma. La verdad es que a veces se ve cada historia arrimada a los muros y eso lo que se ve pues habrá otro tipo de porquerías un poco más sólidas o que pierden su flotabilidad y se van al fondo.
    La imagen del envase de gas es bastante concluyente...

    Un saludo muy cordial desde la zona sur de Lugo.

    Jose Luis.

Temas Similares

  1. Devolviendo la vida.
    By Los terrines in forum Zoologia (Animales)
    Respuestas: 4
    Último mensaje: 14-nov-2012, 17:25
  2. Respuestas: 0
    Último mensaje: 17-feb-2012, 23:29
  3. Basura en el Cubillas
    By calvingreen in forum CUBILLAS
    Respuestas: 14
    Último mensaje: 13-nov-2011, 23:37
  4. Basura en Valmayor
    By No Registrado in forum VALMAYOR
    Respuestas: 12
    Último mensaje: 12-nov-2010, 07:47
  5. Agua, Fuente de Vida
    By ben-amar in forum Consumo Domestico
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 10-jun-2010, 04:41

Marcadores

Normas de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •