Hoy ha salido el pueblo de San Miguel de Aguayo en las noticias , no por nada malo sino porque se está convirtiendo en el más rico , jejeje...y todo por contar con una renta anual de casi 3000 euros para cada uno de los habitantes de la pequeña población montañesa cercana a Reinosa, en Cantabria. Dicha renta es lo que paga la empresa concesionaria de la explotación hidroeléctrica EON al ayuntamiento y prevéen ampliar la explotación con una inversión de más de 600 millones de euros...tremenda inversión y el pueblo ...el pueblo tan contento jejeje....

http://www.eldiariomontanes.es/v/201...-20110310.html

En este municipio se ubica prácticamente toda la infraestructura de la empresa eléctrica, lo que le reporta pingües beneficios .San Miguel de Aguayo tiene casi todos los servicios gratis por los ingresos que recibe de E.ON.Dinero llama a dinero. Cuando ayer E.ON informó que invertirá 600 millones de euros en su central hidroeléctrica de Aguayo, en este municipio sonó la campanilla de 'bote'. La localidad cántabra verá aumentados notablemente sus ya pingües ingresos con esta inversión de la que le corresponderá, como poco, el dinero por otorgamiento de las licencias que necesite la empresa para hacer de ésta la segunda central hidráulica más importante de España.
San Miguel de Aguayo verá reforzada su actual situación de municipio más rico de Cantabria en ingresos por habitante. Cada año sus 167 residentes reciben una renta de medio millón de euros por el alquiler de los terrenos del embalse de Alsa a la compañía E.ON, o lo que es lo mismo, a cada uno de los vecinos le corresponde una renta anual de 3.000 euros, que ahora verán ampliados con el chorro de miles de euros que entrarán vía licencias municipales.
Más aún. Toda la comarca se beneficiará del efecto positivo que acarreará el hecho de que, desde 2014, y durante los próximos años, hasta mil personas trabajen en el desarrollo del proyecto.
Más sobre mucho. Y es que este municipio acogerá uno de los parques eólicos de Cantabria, lo que reforzará su más que sólida posición económica: la milla de oro de la Cantabria infinita.
«Aún no he echado cuentas»
El alcalde de esta localidad de 36 kilómetros cuadrados de extensión, que reúne los pueblos de Santa María, Santa Olalla y San Miguel de Aguayo, Alberto Fernández (PP), explicaba ayer que aún «no ha echado cuentas» de lo que supondrá en ingresos por licencia la inversión prevista por E.ON pero estima que «no será tanto como se supone» porque, explica, «la tasa por licencia urbanística es la mínima que se puede imponer ya que de lo que se trata es de que cualquier obra le salga muy barata a los vecinos». De esta decisión, se verá beneficiada la mastodóntica empresa eléctrica.
Alberto Fernández cuidaba ayer su ganado cuando recibió la noticia pero más que el dinero que llegará para sus vecinos tenía en mente «si se conseguirá que los pocos jóvenes que hay en el municipio, muchos de los cuales no tienen trabajo, puedan encontrar un empleo. Aunque no sé si lo que se necesitarán serán técnicos y gente muy preparada», dudaba. Así todo da la bienvenida a este proyecto «que como el eólico ha dado muchas esperanzas porque aunque aquí los jóvenes no pasan necesidad, porque las familias tienen recursos, necesitan una forma de vivir propia».
Los 167 habitantes, con una edad media-alta en su mayoría, viven fundamentalmente de la ganadería. La gente joven había buscado empleo en empresas, fundamentalmente de Campoo, Buelna y Besaya, pero la crisis ha llevado a muchos de ellos al paro y a ampararse en la economía familiar. No obstante, el municipio no lo pasa mal. El presupuesto anual es de 780.000 euros (4.670 euros por habitante) y como renteros de E.ON reciben 500.000 euros anuales (3.000 euros por vecino).
«Gratis total»
Todos los servicios los tienen «gratis total» ya que aunque pagan unos 14 euros por recogida de basuras y 49 por el recibo del agua, por imperativo legal, se les devuelve sobradamente. Cada año el Ayuntamiento les da servicios gratis: un viaje de vacaciones -hotel de cuatro estrellas-, autobús para ir al mercado de Reinosa, clases particulares para los escolares, taxi para ir al consultorio médico y regalos de Navidad... Este año les 'cayó' un DVD para los caballeros y una plancha para las señoras.
La inversión ayudará también a reactivar la comarca -se espera que en empleo- pero también en el sector de los servicios. Visitación Franco, del restaurante Casa Ferrero, de Bárcena de Pie de Concha, decía ayer que «ya se notó mucha actividad cuando se hizo la autovía, el embalse superior o cualquier arreglo en la subestación porque significa aumento, sobre todo, de comidas». Igual piensa Silvia Quevedo, del restaurante Lausana de Silió (Molledo) para quien el anuncio «es una gran esperanza porque si no esto se nos muere, los jóvenes no tienen trabajo». Marisa Fuentes, del restaurante 'La casa de papá' en La Serna (Iguña) dice que esta obra «traerá beneficios para la hostelería. Ahora mismo con las obras que están haciendo en Pascual, tenemos mucho movimiento de comidas». Pero para todos 2014 «está lejos».

http://ropdigital.ciccp.es/pdf/publi...io_3236_04.pdf

Un saludo muy cordial desde la zona sur de Lugo.

Jose Luis.