Pese a la sequía extrema en República Dominicana, la gente sigue desperdiciando agua

Printable View