PDA

Ver la Versión Completa : Los pantanos salen de la UVI



Xuquer
22-mar-2009, 23:34
Fuente:http://www.lasprovincias.es/valencia/20090322/valenciana/pantanos-salen-20090322.html

Se acabó esta sequía... Por ahora, aunque hay ingenieros de la Confederación Hidrográfica del Júcar que bromean al decir que en este territorio siempre estamos en sequía y que lo insólito es que haya abundancia de agua.

Pero si bien no hay grandes excedentes hídricos, al menos sí se ha embalsado la cantidad suficiente como para no pasar penalidades lo que queda de año y poder subsistir el próximo. Al menos ese es el objetivo de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ), que ha visto cómo las lluvias del otoño y las nieves invernales han sacado de la UVI a los pantanos, además de haber tenido prácticamente cerrado el grifo para los agricultores desde 2006.

Un ejemplo claro de esta situación es la evolución del pantano de Contreras, el segundo de mayor capacidad de embalse de toda la CHJ.

Contreras regula el agua del río Cabriel, frontera natural entre las provincias de Cuenca y Valencia y el afluente más importante del Júcar. No es un pantano que se haya caracterizado por recibir un caudal importantísimo.

Pero ahora tiene almacenados algo más de 202 hectómetros cúbicos, pese a que su capacidad es de 852 y está casi al 24%. Su situación actual contrasta con la que empezó a padecer con la última sequía. En 2001, con el siglo recién estrenado, llegó al 10 de marzo con 186 hectómetros. Justo un año más tarde disponía de 130. El 17 de marzo de 2003 alcanzó los 190 hectómetros y llegó a su máximo, con 199,79 hectómetros el 22 de marzo de 2004.

A partir de ahí todo fue cuesta abajo. Los expertos en hidrología sostienen que las sequías son cíclicas en la franja mediterránea española y la que se ha dado por finalizada hace poco se inauguró en el año hidrológico 2005-2006 (del 1 de octubre al 30 de septiembre).

El 21 de marzo de 2005 Contreras disponía de 175 hectómetros y un año más tarde se había quedado con sólo 61,15 hectómetros. Aumentó cuatro en abril y siguió bajando. El 19 de marzo de 2007 arribó a su nivel más bajo, 42,9 hectómetros y un año después subió hasta los 59.

Hoy en día prácticamente ha quintuplicado el nivel del que disponía en 2007 y triplicado el de 2006, y ha permitido, junto con las presas de Alarcón y de Tous, situar el sistema del Júcar prácticamente al 30% de su capacidad. Además, mejora la situación de 2005, el último año que los agricultores que se sirven del Júcar vivieron sin problemas hídricos. Entonces se hallaba el conjunto de los tres pantanos al 28,9% de su capacidad.

La imagen que ilustra la crónica es reveladora, así como el gráfico. La lámina hídrica ha subido notablemente de nivel e incluso se sitúa a mitad de la compuerta del desagüe intermedio de la presa, algo que no sucedía desde hace años, ya que esa pieza se colocó a finales del siglo pasado y hasta este año no se había alcanzado la altura para que le llegase del agua. Además, la represa situada aguas abajo de Contreras, la del Collado, puede decirse que se encuentra absolutamente llena de agua.

Sí. Los embalses del Júcar han salido de la UVI, pero, siguiendo el símil médico, si Contreras aún va con muletas, Alarcón, el mayor embalse de la CHJ, se mueve con silla de ruedas, tal era la dolencia que le afectaba.

Alarcón afrontaba la sequía en marzo de 2005 con 343 hectómetros, según la medición del 21 de marzo. Y esa cifra todavía no se ha alcanzado ni de lejos. Según el último parte de embalses de la CHJ, la presa conquense dispone de 230 hectómetros cúbicos y se encuentra el 20,5%, muy lejos aún del 30% que disfrutaba hace tres años. En 2008 llegó a su punto más bajo, siempre comparándolo con los meses de marzo de las distintas anualidades, con 67,8 hectómetros y a un 6% de su capacidad.

La presa de Tous, la última barrera del Júcar antes de que riegue la Ribera y bese las aguas de la Albufera y el mar en Cullera, ha tenido menos variaciones. En la actualidad dispone de 186 hectómetros y se encuentra casi al 50%. En 2006, ya en sequía, tenía 112 hectómetros en la penúltima semana de marzo, 101 en San José de 2007 y casi 134 el año pasado. Este embalse sirve para abastecer a los regadíos tradicionales del Júcar, a la ciudad de Valencia y a su área metropolitana -parte de la huerta incluida- a través del canal Júcar-Turia e incluso a Sagunto.

La situación del Júcar llegó a ser tan alarmante que redujo su aportación a Valencia. Habitualmente la capital se abastece con dos partes de agua procedente del Júcar y una del Turia. Prácticamente los tres últimos años el Turia, un río con mucha menor aportación hídrica que el Júcar, ha suministrado el 66% del agua que precisaba la ciudad y las poblaciones de alrededor, además de los regadíos que tienen los derechos en este río.

Los sistemas de la Marina baja y el Serpis se encuentran al 86%, aunque disponen de muy poca capacidad de almacenamiento. En los peores momentos de esta sequía que ya ha quedado atrás tenían porcentajes del 61% en marzo de 2004, de un 73% en 2005, de un 63% un año después y su situación más baja se registró en marzo de 2007, cuando el día de San José disponían de un 48%.

Algo similar sucede en los sistemas de Castellón. Se hallan casi al 62% y el peor momento les llegó en 2007, que marcaron un 27%.