PDA

Ver la Versión Completa : Opinión: Automóvil y crisis económica



Salut
27-ago-2011, 12:24
Espero que no caiga demasiado en temas impropios del foro (política económica), pero aquí un pequeño artículo que he escrito para PalmaEnBici (traducido del catalán):


Automóvil y crisis económica

http://www.palmaenbici.com/wp-content/uploads/2011/08/cocheruina.GIF
Hace pocos días, el Ministerio de Industria publicó los datos de comercio exterior (http://www.mityc.es/es-es/gabineteprensa/notasprensa/2011/documents/npcomexjunio17_08_11.pdf) del primer semestre de 2011. Un análisis de estas cifras evidencian algo que muchos ya sabíamos: el automóvil es un lujo que no nos podemos permitir como sociedad


¿POR QUÉ LA BALANZA COMERCIAL?

Debemos empezar este artículo introduciendo algunos conceptos básicos de economía.

Regularmente, las autoridades pertinentes realizan una serie de cálculos para determinar la riqueza del país y la evolución de su economía. Estos cálculos van mucho más allá del famoso indicador llamado Producto Interior Bruto (http://es.wikipedia.org/wiki/Producto_interno_bruto), ya que también se incluyen aspectos tan importantes como el endeudamiento y la posición financiera del conjunto de la sociedad.

Al igual que una familia no puede consumir indefinidamente por encima de sus ingresos, un país no puede importar más productos de los que exporta sin caer en un peligroso endeudamiento –como el que ahora sufrimos-.

Durante los años de la burbuja inmobiliaria, la demanda de crédito se disparó en España (http://www.asprima.es/Data/images/files/Publicaciones/64-65_Inversion_Finan.pdf). Todo el que compraba una casa, lo hacía pidiendo un préstamo hipotecario por cantidades crecientes –a medida que subía el precio de la vivienda-. Esta situación no habría sido demasiado difícil de gestionar si la demanda de crédito se hubiera atendido con ahorro interno. Pero no fue el caso.

Había una fuerza que impedía la expansión del ahorro en el Estado Español, y por lo tanto llegaron gran cantidad de euros desde los países centrales de Europa. Este dinero, que en primera instancia servía para financiar la construcción de bloques de pisos, tenían un curioso recorrido al cambiar de bolsillo: no se ahorraban (como sería lógico al desprenderse de un elemento patrimonial N.de Salut), sino que se gastaban en la adquisición de coches y en la importación de petróleo (http://www.emprendia.es/noticia.php?id_noticia=1291&id=9&lang=cas). Y eso se mostraba en nuestra balanza comercial, que se volvió la más deficitaria del mundo (http://www.libertaddigital.com/economia/espana-registra-el-mayor-deficit-exterior-del-mundo-y-de-su-historia-1276333798/), y en un espectacular aumento de la deuda externa.

…y ahora pagamos el precio de vivir en una sociedad en la que el éxito social se mide por el número de caballos que tiene tu coche.


LA LOSA DE LA DEUDA EXTERNA

La deuda externa es una vieja conocida de aquellos que nos preocupamos por el desarrollo de los países menos favorecidos. Durante los años 90 hubo una importante campaña por parte de las ONGs para lograr la condonación de la deuda externa (http://www.um.es/psuv/manifiestos/deuda.php), ya que esta deuda se había vuelto tan grande que drenaba la poca riqueza que se generaba, al tener que pagar intereses.

A diferencia de la deuda interna –que es neutra a efectos del conjunto de la economía, aunque pueda esconder problemas de desigualdad-, la deuda externa significa que la riqueza generada por el país debe ser exportada para obtener las divisas necesarias para devolver el préstamo más intereses. Y la consecuencia es un empobrecimiento de todo el país.

La deuda externa no siempre es mala: como cualquier otra deuda, si se utiliza para hacer una inversión con buen rendimiento, genera más riqueza de la que se pierde al devolver el préstamo. En el caso de la deuda externa, hay que vigilar muy especialmente que los recursos captados del extranjero se inviertan en maquinaria que permita aumentar las exportaciones o reducir las importaciones.

Pero históricamente nos encontramos con que esta política no es la más habitual. Buena parte de la deuda que ahoga a los países en desarrollo es deuda odiosa: proviene de dictadores que pedían préstamos para importar las armas necesarias para reprimir a su propio pueblo, como fue el caso de Argentina (http://www.lafogata.org/02latino/latinoamerica/deuda.htm).

La obtención de divisas extranjeras para devolver este tipo de deuda pasa inevitablemente por darle la vuelta a la balanza comercial, exportando más productos de los que se importan. Como estos préstamos no se han invertido en crear una industria exportadora, no queda más remedio que reducir las importaciones vía brutales recortes en el nivel de vida de la sociedad –de forma que baje el consumo de productos extranjeros-.

El paro masivo, la bajada de sueldos y derechos laborales, o la pérdida de servicios sociales, son la receta habitual para equilibrar la balanza comercial. Nos suena, ¿verdad?


EL PETRÓLEO, RUINA PARA LA SOCIEDAD

¿Qué tienen en común Portugal, Italia, Grecia y España, más conocidos en el mundillo económico como PIGS? Los cuatro están sufriendo muy especialmente los efectos de la crisis económica, y los cuatro presentan una elevadísima dependencia energética.

En el Estado Español, las importaciones energéticas –principalmente petróleo para el transporte- representan aproximadamente dos tercios del déficit comercial (datos del año 2010). Una tendencia que continua creciendo, con el aumento del precio del petróleo y el hundimiento de nuestro nivel de vida.

http://www.palmaenbici.com/wp-content/uploads/2011/08/PIIGS_Oil.png
Grecia, Irlanda y Portugal, los tres países intervenidos hasta la fecha, son los que muestran mayor dependencia de hidrocarburos. Les siguen España e Italia, los dos mayores candidatos para nuevos rescates.


Tal y como se acaba de explicar, una gran caída del nivel de vida es la receta tradicional para equilibrar la balanza comercial. Pero su efectividad es más que discutible, ya que el impacto de esta bajada sobre el consumo es desigual: los ciudadanos recortamos primero sobre unos productos (demanda elástica (http://es.wikipedia.org/wiki/Elasticidad_(econom%C3%ADa))) y nos resistimos a hacerlo en otros (demanda inelástica).

El caso del petróleo es paradigmático en este sentido: hemos creado una sociedad que exige una elevada movilidad para no quedar excluido, y donde esta necesidad de moverse sólo se puede satisfacer con el vehículo particular. ¿Resultado? Una gran inelasticidad en la demanda de petróleo.

La noticia que nos ha impulsado para escribir este artículo (http://www.elpais.com/articulo/economia/exportaciones/crecen/185/primer/semestre/ano/elpepueco/20110817elpepueco_3/Tes) es una prueba de este problema. Efectivamente, el enorme nivel de paro y los brutales recortes sociales sólo han servido para recortar el déficit comercial en un 8,3%. Más detalladamente, mientras la factura de las importaciones no energéticas se ha reducido sustancialmente –un 63,4% en lo que va de año-, las importaciones energéticas han continuado subiendo –un 20,5%-.

Conviene que tengamos claro que, sin una balanza comercial positiva, no hay salida posible a la actual crisis económica. Las fuertes caídas en la bolsa y deuda pública españolas que hemos visto en los últimos meses no responden tanto a los famosos especuladores bajistas, como al hecho de que los mercados ya no quieren dar más crédito para financiar un déficit comercial que parece no tener remedio.

La perspectiva de una brutal caída en la actividad económica –por las políticas de austeridad- hace cuestionable nuestra capacidad de generar los beneficios necesarios para devolver la enorme deuda acumulada durante los años de la burbuja.


SÓLO SALDREMOS DE ESTA CON UNA NUEVA POLÍTICA DE MOVILIDAD

Las recetas macroeconómicas tradicionales de austeridad y recortes sociales tienen sentido cuando el desequilibrio comercial se basa en productos con una demanda muy elástica, que responde con facilidad a la reducción del poder adquisitivo. Pero, como ya vimos, no nos encontramos ante una situación de este tipo.

Dado que el problema está muy localizado en nuestro sistema de transporte, la apuesta por una nueva política de movilidad debe ser muy clara.

Algunos pasos en este sentido ya los hemos visto, con la aplicación del límite de velocidad de 100 km/h (http://www.lavanguardia.com/vida/20110626/54177277587/los-expertos-en-energia-defienden-un-limite-de-velocidad-menor.html) –restricción levantada inexplicablemente- o el fomento del coche eléctrico (ver nuestro artículo del año pasado (http://www.palmaenbici.com/?p=696)). Pero estas medidas nunca serán suficientes para hacer frente al peor déficit comercial del mundo.

El paso fundamental es reducir la demanda de movilidad, hacer que no sea necesario desplazarse grandes distancias para encontrar productos, servicios, empleo y relaciones humanas. Se trata pues de potenciar la accesibilidad a todos los niveles. De apostar por un modelo de ciudad compacta, multicéntrica, con una elevada presencia de tiendas de barrio y plazas públicas. Hay que evitar los grandes centros comerciales y de ocio, que habitualmente están alejados de las zonas residenciales.

Por otro lado, hay que potenciar una movilidad sostenible: a pie, en bicicleta o en transporte público. Esto significa realizar una ordenación viaria que de preferencia a estos medios de transporte: crear ejes cívicos completamente desmotorizados, poner nuevos carriles bici en vez de quitar los que ya estaban hechos (en referencia al desmantelamiento del carril bici de las Avenidas, en Palma de Mallorca N. de Salut), delimitar carriles de uso exclusivo para el transporte público, y calmar el tráfico en aquellas calles que se mantengan abiertas al automóvil reduciendo el límite de velocidad a 30 km/h –cosa que no sólo disuade del uso del automóvil, sino que también favorece la convivencia con los ciclistas-.

La mayor parte de estas medidas son de bajo coste para los presupuestos públicos. Se trata principalmente de medidas normativas, y no de complejas infraestructuras. Esto las hace perfectamente compatibles con las políticas de austeridad.

También conviene destacar que, cuando las acciones supongan un gran gasto público, la vía de financiación debe ser coherente con la naturaleza del grave problema al que se enfrenta la economía española. A nivel municipal, se pueden aumentar los impuestos a vehículos de tracción mecánica –disuadiendo de la adquisición de nuevos automóviles-, mientras que a nivel nacional se pueden subir los impuestos a hidrocarburos –disuadiendo del uso de los automóviles existentes-.

Las acciones a nivel individual también son claras: debemos consumir productos locales y utilizar más los medios de transporte sostenibles. Aunque muchos de nosotros podamos permitirnos el lujo de utilizar el coche y malgastar gasolina, nuestra sociedad en conjunto se expone al colapso económico si continuamos haciéndolo.

Por racionalidad económica, por defensa del medio ambiente, por solidaridad con nuestros compatriotas… ¡¡CIRCULEMOS EN BICI YA!!

Por Mascle Ros para PalmaEnBici.com (http://www.palmaenbici.com/?p=1122)



Hay que añadir un pequeño matiz, y es que aproximadamente un 40% de la demanda de hidrocarburos para el transporte viene del sector mercancías. Así que no solamente se trata de mejorar nuestra movilidad urbana, sino también de sustituir camiones por ferrocarriles (y no AVEs precisamente).

También indicar que, con los datos del primer semestre, la importación de productos energéticos supone el 86% de nuestro déficit comercial -una cifra inasumible que, si no corregimos pronto, nos llevará a más y más recortes sociales-.

F. Lázaro
27-ago-2011, 22:14
Me parece a mí que los reactores nucleares no sólo se van a limitar a los barcos y submarinos. Pronto empezaremos a ver grandes comboys de carga movidos por pequeños reactores nucleares, y sino... al tiempo.

Más que nada, porque no veo un gran comboy movido por células de combustible y/o por hidrógeno, y teniendo en cuenta que el combustible cada vez está más caro (que no el petróleo), no es descabellado pensar que algún día se pongan en ello.

ben-amar
28-ago-2011, 04:44
Me da a mí que , lejos de disminuir, con la moratoria nuclear y paulatino cierre de las centrales ya existentes, esa demanda ira aumentando; la de hidrocarburos.

Salut
28-ago-2011, 20:11
@ben-amar: El problema no está en el sector eléctrico (cuyo impacto sobre las importaciones es relativamente pequeño), sino sobre todo en el sector transporte. En este sector, en tanto no se electrifique completamente el parque automovilístico, las nucleares no pintan nada.


@F. Lázaro: ¿Realmente crees que tenemos tiempo para desarrollar mini-reactores para un camión (pocos kW)? A mi me suena un poco a ciencia-ficción... Y sinceramente, es mucho más sensato desarrollar una buena red de ferrocarriles de mercancías -los grandes olvidados de la política de infraestructuras en este país, y eso que tenemos un nivel de urbanización enorme-.

Y esto también tardaría demasiado. Por eso he puesto muchísimo énfasis en las modificaciones normativas para fomentar la movilidad sostenible en el entorno urbano, ya que son actuaciones que se podrían ejecutar en poquísimo tiempo... si hay la valentía política para ello, claro.

Las medidas a largo plazo (trenes de mercancías, nuevos planeamientos urbanos, etc.) en todo caso han de servir para reforzar la confianza en nuestro país, la confianza en que estamos haciendo un gran esfuerzo para corregir nuestros graves y crónicos defectos de planificación económica.

F. Lázaro
28-ago-2011, 22:58
@F. Lázaro: ¿Realmente crees que tenemos tiempo para desarrollar mini-reactores para un camión (pocos kW)? A mi me suena un poco a ciencia-ficción...

Pues creo que esta opción puede estar más cerca de lo que crees. En más de una ocasión he leído cosas sobre la aplicación futura de "mini-reactores" para camiones, trenes y automóviles. Con un pequeño reactor y una pequeña carga era más que suficiente para que el vehículo tuviera una autonomía enorme, sin tener que recargar combustible durante una burrada de kms.

En cuanto a si es viable o no en un futuro cercano, pues no lo sé. Pero teniendo el cuenta el grado de desarrollo e investigación en algunos países (EEUU, Alemania, Japón, China, etc), no sería tampoco descabellado pensar en ello en un futuro no muy lejano la aplicación de mini-reactores, y estoy seguro de que más de un prototipo deba de existir, seguro.

Evidentemente, el gran problema de esto sería como siempre, en la generación de residuos, pero esperemos que poco a poco la ciencia avance y se vayan desarrollando nuevas formas de poder aprovechar esos residuos a la vez que reducir su peligrosidad. En cuanto al tema de la radiación, un mini-reactor montado sobre un vehículo con un blindaje adecuado, no creo que fuese un problema.

Luján
28-ago-2011, 23:07
Ya se ha investigado en cuanto a reactores nucleares de pequeñas dimensiones, tanto como para que quepan en un avión. Y las pruebas no fueron satisfactorias.

El peso necesario para blindar el reactor y que no saliera radiación era excesivo para que la propulsión nuclear fuera efectiva en estos aparatos:

http://www.alpoma.net/tecob/?p=516 ; http://cienciadebolsillo.com/tecnologia/pluto-infierno-nuclear-de-diseno/gmx-niv32-con288.htm

Aparte de la estela radiactiva que dejarían, al menos con este diseño.

F. Lázaro
28-ago-2011, 23:18
Ya se ha investigado en cuanto a reactores nucleares de pequeñas dimensiones, tanto como para que quepan en un avión. Y las pruebas no fueron satisfactorias.

El peso necesario para blindar el reactor y que no saliera radiación era excesivo para que la propulsión nuclear fuera efectiva en estos aparatos:

http://www.alpoma.net/tecob/?p=516 ; http://cienciadebolsillo.com/tecnologia/pluto-infierno-nuclear-de-diseno/gmx-niv32-con288.htm

Aparte de la estela radiactiva que dejarían, al menos con este diseño.

Bueno, en este caso no creo que fuera muy aplicable al caso de aviones. Habla sobre la inclusión de un mini-reactor nuclear sobre un SLAM, que va a Match 4, muy superior a las velocidades alcanzadas por aviones comerciales.

Evidentemente, un avión comercial tiene unas dimensiones enormes, por tanto podría llevar un rector nuclear mucho mayor de mayor potencia, a la vez que la velocidad del avión evidentemente no sería Match 4 ni de coña. Otra cosa es que sea posible o no montar un reactor nuclear en un avión y que sea seguro y factible, eso es cuestión de científicos y de ingenieros aeronáuticos, que para eso están.

Otro gran problema de ésto es que un reactor nuclear no es precisamente indicado para andar parando y arrancando todos los días, esto podría ser otro problema añadido a la hora de incluir este sistema.

Luján
29-ago-2011, 07:17
Bueno, en este caso no creo que fuera muy aplicable al caso de aviones. Habla sobre la inclusión de un mini-reactor nuclear sobre un SLAM, que va a Match 4, muy superior a las velocidades alcanzadas por aviones comerciales.

Evidentemente, un avión comercial tiene unas dimensiones enormes, por tanto podría llevar un rector nuclear mucho mayor de mayor potencia, a la vez que la velocidad del avión evidentemente no sería Match 4 ni de coña. Otra cosa es que sea posible o no montar un reactor nuclear en un avión y que sea seguro y factible, eso es cuestión de científicos y de ingenieros aeronáuticos, que para eso están.

Otro gran problema de ésto es que un reactor nuclear no es precisamente indicado para andar parando y arrancando todos los días, esto podría ser otro problema añadido a la hora de incluir este sistema.


El primer enlace habla sobre un reactor en un avión militar tradicional. En el segundo sí que hablan de un SLAM nuclear.


Otro problema de la miniaturización e instauración de reactores nucleares en camiones/trenes es la refrigeración en parado. En marcha, quizás podrían refrigerarse por aire, pero en parado la refrigeración sería deficiente, con todo lo que ello conlleva.

Ya se pensó en dar aplicación civil a reactores nucleares como fuente de movimiento: El Savannah, por ejemplo, fue el primer carguero comercial propulsado por un reactor nuclear, y no resultó rentable, como tampoco aquellos que le siguieron. http://www.portalplanetasedna.com.ar/losviajes4.htm http://es.wikipedia.org/wiki/Propulsi%C3%B3n_nuclear_marina#Naves_civiles

Salut
03-sep-2011, 21:22
Aqui un grafico mono, del impacto economico de la energía... es con datos de 2009, con el petróleo a 60$ (ahora está por encima de 100$):

http://3.bp.blogspot.com/-c8c_PhvotMc/TcfN87QaXaI/AAAAAAAACqU/7KlUd5ULrKA/s1600/Sandkey%2Becnomico.PNG

Salut
19-sep-2011, 17:10
El coche eléctrico de momento va a medio gas...


Al coche eléctrico le falta chispa
El número de vehículos matriculados en España no llega ni al 5% de lo previsto por el Gobierno - El sector empieza a rebajar las expectativas de la tecnología

En 1899, Henry Ford se acercó a Thomas Edison e interrumpió una charla sobre Las baterías de almacenamiento para hacer funcionar vehículos eléctricos. Ford le mostró al famoso Edison el prototipo de coche con motor de combustión interna que estaba preparando. Edison le escuchó y al terminar le dijo: "Joven, está usted bien encaminado. Este coche tiene una ventaja sobre el eléctrico, pues se suministra su propia energía". Más de un siglo después del encuentro (contado en el libro Los Ford, Tusquets), la industria del automóvil intenta recorrer el sentido inverso para volver al coche eléctrico. Sobre el papel tiene todo el sentido -menos dependencia del petróleo, menos CO2, menos contaminación en las ciudades y menos ruido-, pero la revolución no está resultando tan sencilla como podía parecer hace solo un par de años.

España fue de los países que más claro vio la necesidad del coche eléctrico. El 6 de abril de 2010, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, presentó un ambicioso plan de 600 millones de euros para impulsar el coche eléctrico. "Según este plan, en el año 2011 se matricularán 20.000 vehículos eléctricos puros e híbridos enchufables y en 2012 se matricularán 50.000", según explica la web de La Moncloa.

El ministro de Industria, Miguel Sebastián, ha hecho una gran apuesta por este vehículo: ha dado ayudas a Renault para que fabrique el Twizy en Valladolid, ha cambiado la ley para que cualquiera pueda instalar un punto de recarga en el garaje sin permiso de los vecinos y ha creado la figura de las electrolineras. En España, un país sin petróleo ni gas, el coche eléctrico tendría la ventaja adicional de que un gran parque conectado a la red por la noche permitiría evitar la pérdida de energía eólica que se produce cuando, de madrugada, hay mucho viento y poca demanda.

[...]

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/coche/electrico/le/falta/chispa/elpepisoc/20110919elpepisoc_2/Tes

perdiguera
20-sep-2011, 11:40
El problema es la autonomía que suministran las baterías, el precio de éstas y la vida útil de las mismas.
Cuando se medio cuadre el círculo, investigación a fondo de por medio, las empresas fabricarán muchos y los precios bajarán y entonces podremos tener un parque de vehículos eléctricos como el imaginado.
Mientras tanto a depender del petróleo.
Un saludo.

Luján
20-sep-2011, 12:03
El principal problema que yo veo es que los que no tenemos garaje ni en casa ni en el trabajo... ¿dónde recargamos el coche? porque lo de las electrolineras está bien, pero la recarga necesita más, mucho más tiempo que el repostaje de combustible.

Mientras no haya un sistema de recarga en plaza de aparcamiento en la calle (preferiblemente por inducción que por cable) muy, pero que muy extendido el coche eléctrico seguirá siendo un sueño de diseñadores y pensadores y un capricho de ricos con garaje.

El municipio en el que vivo, Sagunto, es pionero en cuanto a servicio de coches eléctricos (http://www.esharing.es/) y puestos de recarga, pero dista mucho de ser un servicio suficiente para la implantación de un parque de vehículos eléctricos decente. (http://beatrizdominguezvillar.suite101.net/alquiler-de-vehiculos-ecologicos-a46842)