PDA

Ver la Versión Completa : El Guadalquivir agoniza



ben-amar
03-ene-2011, 08:56
http://www.elpais.com/im/impresa/tit_logo_int.gif
* ELPAIS.com
* Edición impresa
* Sociedad


REPORTAJE
El Guadalquivir agoniza
Un informe del CSIC y dos universidades destaca los altos niveles de CO2 del río, la falta de oxígeno y las concentraciones de toxicidad mortales para peces

RAÚL LIMÓN - Sevilla - 02/01/2011

El estuario del Guadalquivir, formado por sus 110 kilómetros finales, agoniza. El caudal de agua dulce es mínimo, un 60% menos que hace 70 años y cinco veces inferior al necesario, los espacios que inundaban las mareas en ciclos alternos, conocidos como llanos mareales, han desaparecido en un 85%, la salinidad del mar refleja puntas altas hasta unos 40 kilómetros río arriba, la turbidez impiden la luz necesaria para el crecimiento del fitoplancton (seres vivos de origen vegetal con capacidad de realizar la fotosíntesis y que son el origen de la cadena alimenticia acuática), las zonas agrícolas aportan residuos orgánicos que originan un importante desequilibrio ecológico y que se une a la falta de oxígeno, los niveles de dióxido de carbono (CO2) son altísimos y convierten el río en una fuente de emisión a la atmósfera y se han detectado niveles de toxinas (microcistinas) capaces de matar a los peces.


http://www.elpais.com/recorte/20110102elpepisoc_3/LCO340/Ies/rio_Guadalquivir_paso_Coria_Rio.jpg
El río Guadalquivir a su paso por Coria del Río (Sevilla).- ALEJANDRO RUESGA


Esta es parte de la descripción que hace del río Guadalquivir el informe del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y las universidades de Córdoba y Granada que se ha remitido al Ministerio de Medio Ambiente para analizar la compatibilidad de usos. El CSIC pide una urgente gestión integral de la zona e identifica numerosos elementos que han llevado al Guadalquivir a este estado. El que menos influye: el dragado del río; el que más, la falta de agua dulce.

Este informe se encargó para analizar el estado actual del estuario, la desembocadura y la zona marina adyacente, así como el efecto de las acciones humanas en esta área con el fin de aportar datos para que "las partes interesadas" identifiquen los usos futuros compatibles y se tenga en cuenta la incidencia que podrá tener el cambio climático.

Los factores más críticos son la ocupación agrícola de los llanos de marea; la entrada de sedimentos, que afecta a las industrias pesqueras y salineras y tapona el río; la presa de Alcalá (Sevilla), que impide la renovación del agua y, sobre todo, la insuficiente carga fluvial o aportes de agua dulce, que es el elemento más determinante para llevar al río a la preocupante situación actual. Una actuación como el dragado del río para el paso del tráfico marítimo tiene impactos de menor consideración o que no pueden ser considerados de forma individual.

En cualquier caso, el informe deja claro que todas las actividades humanas, desde la agrícola a la industrial, "repercuten negativamente en la dinámica, morfología y biodiversidad del estuario y no mejoran los episodios extremos (turbidez y salinidad)".

Entre los elementos más llamativos del informe se encuentra que la turbidez hace que la luz del sol llegue a una profundidad entre 20 y 40 veces menor que en estuarios similares.

Esta falta de luz y el exceso de materia orgánica hacen que los niveles de oxígeno hayan estado en el 90% del tiempo analizado por debajo de los niveles críticos. Además, frente a unos niveles de CO2 atmosféricos de 382 partes por millón, en la boya 47 (entre Isla Mayor y Puebla del Río) se registraron durante el mes de enero de 2009 niveles de 3.112 partes por millón.

Esta concentración de dióxido de carbono y un reducido grado de acidez (pH) tiene "consecuencias particularmente drásticas" en el plancton animal y en la fauna bentónica (la que vive en el fondo de los ecosistemas acuáticos). Los organismos que dependen de la fotosíntesis se "encuentran en un estado extremo, aparentemente próximo a la supervivencia". Además, es poco diverso e incluye especies tóxicas, la principal es la cianobacteria Microcystis aeruginosa, muy persistente y hallada en peces y moluscos. Por si fuera poco, en cinco especies de peces y coquinas se halló la toxina microcistina en "concentraciones suficientemente elevadas como para provocarles la muerte".

El CSIC y las universidades aportan dos alternativas ante la crítica situación del río: "Esperar a que cesen las causas y que el sistema se recupere a su buen saber o entender o la gestión integral de los recursos del estuario". Obviamente, urgen la segunda. Precisamente, la transferencia de las competencias sobre el Guadalquivir está en estos momentos pendientes de una decisión del Tribunal Constitucional.

La investigación ha llevado a un grupo científico a considerar incompatible una única actuación, el dragado del río. Sin embargo, el texto es claro en identificar numerosos proyectos sobre la zona, que van desde balsas de riego para los arrozales hasta la presión urbanística, y la principal causa de la agonía del Guadalquivir: la escasez de agua dulce, que tiene un promedio de 50 metros cúbicos por segundo cuando la salinidad y la turbidez "se reducen significativamente a partir de 250 metros cúbicos por segundo", un caudal cinco veces superior al actual.

"Esta escalada de usos y la descoordinación práctica de la gestión que, en general, se desarrolla sin cuantificar previamente sus consecuencias (...) se manifiestan a través del agotamiento de los recursos básicos de suelo y agua e imposibilitan la satisfacción de todas las demandas". Las consecuencias de gestión son "crispación social, turbidez, toxicidad, erosión, intrusión de arena, reducción del canal navegable, sobreexplotación de acuíferos y reducción crónica de la diversidad biológica y del potencial pesquero y marisquero", entre otras.

ben-amar
03-ene-2011, 09:00
http://www.elpais.com/articulo/andalucia/CSIC/minimiza/impacto/dragado/Guadalquivir/elpepiespand/20110103elpand_1/Tes
* ELPAIS.com
* Edición impresa
* Andalucía


El CSIC minimiza el impacto del dragado sobre el Guadalquivir
El informe científico señala la falta de agua dulce como el mayor mal del estuario

RAÚL LIMÓN - Sevilla - 03/01/2011

El informe del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y de las universidades de Granada y Córdoba que ha llevado a una comisión científica a considerar que "no es recomendable" el dragado del Guadalquivir para aumentar en un metro y medio la profundidad y permitir el paso de buques de mayor calado identifica otras actuaciones humanas y propuestas de desarrollo más dañinas que el proyecto del Puerto de Sevilla. De hecho, llega a considerar que el dragado, que es una actividad habitual y que prevé hasta 20 millones de inversión para correcciones ambientales y un sistema permanente de seguimiento para evitar alteraciones, es, en algunos aspectos y situaciones, beneficioso.

http://www.elpais.com/recorte/20110103elpand_1/LCO340/Ies/buque_esclusa_da_acceso_puerto_Sevilla.jpg
Un buque pasa por la nueva esclusa que da acceso al puerto de Sevilla.- ALEJANDRO RUESGA

Todo lo contrario opina de una eventual ampliación del arrozal que, según el informe, "conlleva el incremento de la demanda de agua dulce, la cual se extrae del caudal circulante por el estuario, reduce aún más la biodiversidad del sistema, favorece, un poco más, los episodios de toxicidad y condiciona la única alternativa posible que se puede manejar para controlar episodios de turbidez extrema o de toxicidad".

El Puerto de Sevilla completó en 2003 un informe de impacto ambiental para el dragado del río que incluye un gasto en medidas correctoras superior al propio coste de la obra. En total, se quieren invertir 40 millones para que pueda entrar en Sevilla el 90% de los buques de la flota mercante y grandes cruceros. En torno al proyecto hay comprometida una inversión privada de 383 millones de euros. Además, complementa la obra de la nueva esclusa, que ha costado 160 millones.

Estas cifras hacen comprensible que el Puerto de Sevilla ya esté aplicando medidas correctoras, investigando, recogiendo millones de datos de los sensores instalados a lo largo del río y dispuesto a cumplir con cuantas medidas considere oportunas el Ministerio de Medio Ambiente Rural y Marino.

Si dan el visto bueno al dragado, se puede empezar a trabajar al día siguiente y tener el puerto al 100% disponible en 2012. Si se consolidan todas las inversiones previstas, se generarán 17.000 puestos de trabajo.

Pero una comisión científica considera que el dragado es "incompatible" con la conservación del estuario. Y lo hace en función del mencionado informe del CSIC, que describe una zona en estado crítico, aunque no precisamente por la actividad del puerto.

El informe que ha servido de base al dictamen científico identifica un "aumento de la demanda de transformación del estuario". Al plan de dragado, suma el del sector arrocero, que "proyecta atender las necesidades de agua dulce mediante la mejora del sistema de bombeo y la construcción de cinco balsas de almacenamiento y una nueva conducción para el suministro. Doñana 2005 propone desmantelar un muro construido para separar algunas zonas de la "circulación fluvial y las mareas". Por último, destaca que la mayoría de las poblaciones del estuario crecen y amplían su trama urbana. Este panorama de "escalada de usos" es el que analiza el informe y no solo el dragado.

Y tiene una conclusión clara: "Todas las actuaciones previstas repercuten, de una u otra forma, negativamente en la dinámica, morfología y biodiversidad del estuario, no mejoran la situación frente a episodios extremos (turbidez y salinidad) y limitan severamente la capacidad de minimizar su duración y sus efectos".

Sobre esta situación, el informe pone de manifiesto una "descoordinación práctica de la gestión" que genera agotamiento de recursos básicos de suelo y agua, crispación social, turbidez, toxicidad, erosión en los arenales litorales de Doñana, reducción del canal de navegación y de la desembocadura, sobreexplotación de los acuíferos, reducción crónica de la diversidad biológica y del potencial pesquero y cegamiento de canales de instalaciones del río".

Y propone una "gestión integral del estuario" y su entorno para "manejar con sabiduría" los recursos disponibles de agua dulce, las labores de mantenimiento de dragado, incorporando llanos mareales, promoviendo estrategias de desarrollo de la industria pesquera y marisquera y tomando decisiones previa cuantificación del riesgo".
Las conclusiones de la investigación

El informe científico del CSIC y de las universidades de Córdoba y Granada no analiza solo el dragado del río, puesto que su objetivo era analizar el estado del estuario. No obstante, sí se refiere en concreto al proyecto del Puerto de Sevilla. Este es el resumen:

- "El dragado no cambia sustancialmente la amplitud de marea (...), reduce la asimetría, la velocidad y las fuerzas turbulentas en el fondo (...) y modifica las corrientes residuales, mejorando, si se mantienen, al menos, las descargas actuales, la renovación de las aguas estuarinas".

- Las mareas no son capaces de mantener la actual profundidad, por lo que será necesario un dragado de "mantenimiento". Éste generará "pérdidas de material de las márgenes", según el informe. El plan del Puerto de Sevilla tiene previsto medidas de recuperación de orillas e incluso sostiene que contribuirá a la regeneración de playas. Además, el dragado de mantenimiento es una actividad habitual.

- "El incremento del calado mejorará la capacidad de circulación de las avenidas y reducirá aún más la superficie con riesgo de inundación".

- "El dragado no modifica significativamente el régimen de intrusión salina". Sobre este punto del informe, es destacable que el Puerto de Sevilla sufragará controles periódicos de la calidad del agua, según el plan de impacto ambiental.

- "Si se mantiene el mismo ritmo de descargas fluviales, un dragado no cambia la posición y forma de los máximos de turbidez", "reduce la concentración de sólidos" y "mejora la transmisión de luz".

- "El régimen de caudal bajo, las variaciones de la marea, de la salinidad y de la turbidez inducidos por el dragado propuesto se solapan con las que pueden inducir las restantes actividades", afirma el informe en relación con las otras acciones del hombre y la naturaleza sobre el río. "Además, estas variaciones están en el orden de magnitud de la variabilidad 'natural' del sistema, por lo que será complejo identificar sus efectos directos para exigir y distribuir las oportunas responsabilidades".

perdiguera
03-ene-2011, 11:10
Hola Ben-Amar:
He intentado poner esa noticia hoy y otras dos más del País de ayer y no puedo subirlas.
Las que quisisera subir son:
Una que habla de que sólo hay agua en Doñana para 9.000 hectáreas y otra más extensa, que venía en la página central, sobre el idioma y cómo se añaden palabras al vocabulario.
Si alguien puede que las suba, una a Doñana y la otra a daños colaterales.
Gracias.

perdiguera
03-ene-2011, 13:08
http://www.elpais.com/im/impresa/tit_logo_int.gif
* ELPAIS.com
* Edición impresa
* Sociedad


REPORTAJE
El Guadalquivir agoniza
Un informe del CSIC y dos universidades destaca los altos niveles de CO2 del río, la falta de oxígeno y las concentraciones de toxicidad mortales para peces

RAÚL LIMÓN - Sevilla - 02/01/2011

El estuario del Guadalquivir, formado por sus 110 kilómetros finales, agoniza. El caudal de agua dulce es mínimo, un 60% menos que hace 70 años y cinco veces inferior al necesario, los espacios que inundaban las mareas en ciclos alternos, conocidos como llanos mareales, han desaparecido en un 85%, la salinidad del mar refleja puntas altas hasta unos 40 kilómetros río arriba, la turbidez impiden la luz necesaria para el crecimiento del fitoplancton (seres vivos de origen vegetal con capacidad de realizar la fotosíntesis y que son el origen de la cadena alimenticia acuática), las zonas agrícolas aportan residuos orgánicos que originan un importante desequilibrio ecológico y que se une a la falta de oxígeno, los niveles de dióxido de carbono (CO2) son altísimos y convierten el río en una fuente de emisión a la atmósfera y se han detectado niveles de toxinas (microcistinas) capaces de matar a los peces.


http://www.elpais.com/recorte/20110102elpepisoc_3/LCO340/Ies/rio_Guadalquivir_paso_Coria_Rio.jpg
El río Guadalquivir a su paso por Coria del Río (Sevilla).- ALEJANDRO RUESGA


Esta es parte de la descripción que hace del río Guadalquivir el informe del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y las universidades de Córdoba y Granada que se ha remitido al Ministerio de Medio Ambiente para analizar la compatibilidad de usos. El CSIC pide una urgente gestión integral de la zona e identifica numerosos elementos que han llevado al Guadalquivir a este estado. El que menos influye: el dragado del río; el que más, la falta de agua dulce.

Este informe se encargó para analizar el estado actual del estuario, la desembocadura y la zona marina adyacente, así como el efecto de las acciones humanas en esta área con el fin de aportar datos para que "las partes interesadas" identifiquen los usos futuros compatibles y se tenga en cuenta la incidencia que podrá tener el cambio climático.

Los factores más críticos son la ocupación agrícola de los llanos de marea; la entrada de sedimentos, que afecta a las industrias pesqueras y salineras y tapona el río; la presa de Alcalá (Sevilla), que impide la renovación del agua y, sobre todo, la insuficiente carga fluvial o aportes de agua dulce, que es el elemento más determinante para llevar al río a la preocupante situación actual. Una actuación como el dragado del río para el paso del tráfico marítimo tiene impactos de menor consideración o que no pueden ser considerados de forma individual.

En cualquier caso, el informe deja claro que todas las actividades humanas, desde la agrícola a la industrial, "repercuten negativamente en la dinámica, morfología y biodiversidad del estuario y no mejoran los episodios extremos (turbidez y salinidad)".

Entre los elementos más llamativos del informe se encuentra que la turbidez hace que la luz del sol llegue a una profundidad entre 20 y 40 veces menor que en estuarios similares.

Esta falta de luz y el exceso de materia orgánica hacen que los niveles de oxígeno hayan estado en el 90% del tiempo analizado por debajo de los niveles críticos. Además, frente a unos niveles de CO2 atmosféricos de 382 partes por millón, en la boya 47 (entre Isla Mayor y Puebla del Río) se registraron durante el mes de enero de 2009 niveles de 3.112 partes por millón.

Esta concentración de dióxido de carbono y un reducido grado de acidez (pH) tiene "consecuencias particularmente drásticas" en el plancton animal y en la fauna bentónica (la que vive en el fondo de los ecosistemas acuáticos). Los organismos que dependen de la fotosíntesis se "encuentran en un estado extremo, aparentemente próximo a la supervivencia". Además, es poco diverso e incluye especies tóxicas, la principal es la cianobacteria Microcystis aeruginosa, muy persistente y hallada en peces y moluscos. Por si fuera poco, en cinco especies de peces y coquinas se halló la toxina microcistina en "concentraciones suficientemente elevadas como para provocarles la muerte".

El CSIC y las universidades aportan dos alternativas ante la crítica situación del río: "Esperar a que cesen las causas y que el sistema se recupere a su buen saber o entender o la gestión integral de los recursos del estuario". Obviamente, urgen la segunda. Precisamente, la transferencia de las competencias sobre el Guadalquivir está en estos momentos pendientes de una decisión del Tribunal Constitucional.

La investigación ha llevado a un grupo científico a considerar incompatible una única actuación, el dragado del río. Sin embargo, el texto es claro en identificar numerosos proyectos sobre la zona, que van desde balsas de riego para los arrozales hasta la presión urbanística, y la principal causa de la agonía del Guadalquivir: la escasez de agua dulce, que tiene un promedio de 50 metros cúbicos por segundo cuando la salinidad y la turbidez "se reducen significativamente a partir de 250 metros cúbicos por segundo", un caudal cinco veces superior al actual.

"Esta escalada de usos y la descoordinación práctica de la gestión que, en general, se desarrolla sin cuantificar previamente sus consecuencias (...) se manifiestan a través del agotamiento de los recursos básicos de suelo y agua e imposibilitan la satisfacción de todas las demandas". Las consecuencias de gestión son "crispación social, turbidez, toxicidad, erosión, intrusión de arena, reducción del canal navegable, sobreexplotación de acuíferos y reducción crónica de la diversidad biológica y del potencial pesquero y marisquero", entre otras.

Lo que resalto es, ahora, poco exacto ya que están bajando, desde hace días bastantes m3/seg. más, por suerte.
Algo habrá mejorado la polución en el tramo final del río.
No quisiera pensar que es la mejoría que precede a la muerte.

ben-amar
03-ene-2011, 13:25
Hola Ben-Amar:
He intentado poner esa noticia hoy y otras dos más del País de ayer y no puedo subirlas.
Las que quisisera subir son:
Una que habla de que sólo hay agua en Doñana para 9.000 hectáreas y otra más extensa, que venía en la página central, sobre el idioma y cómo se añaden palabras al vocabulario.
Si alguien puede que las suba, una a Doñana y la otra a daños colaterales.
Gracias.

Esta no la encuentro Perdiguera. La otra ya esta